martes, 31 enero 2023 11:35

CaixaBank apuesta por las personas mientras sus empleados se movilizan

El presidente de CaixaBank, Jordi Gual, ha resaltado durante la junta de accionistas celebrada este jueves en Valencia que “el compromiso de todos los profesionales de la entidad con nuestra misión y nuestros valores nos permite ser optimistas”.

La idea del presidente ha sido refrendada por el consejero delegado, Gonzalo Gortázar, en su discurso. “La apuesta clave de la entidad es con las personas –nuestros clientes y empleados- y la sociedad en su conjunto”. Mientras los directivos lanzaban sus mensajes, los empleados del banco han realizado a las 11:00 horas protestas en las puertas de las sucursales de toda la red por los despidos y las movilidades forzosas que conlleva el ERE (reflejadas en las cuentas de Twitter de SECB CaixaBank y CCOO CaixaBank).

La plataforma Unión Sindical CaixaBank, que aglutina aproximadamente el 60% de la plantilla del banco (siete de las ocho secciones sindicales), ha intervenido en la junta a través de su presidente, Pedro Manuel Villafañe. El representante ha informado del voto negativo a las cuentas y a la renovación de Gonzalo Gortázar como consejero delegado. En el primer caso porque “no sabemos con qué dato quedarnos”, el publicado o “el que nos han presentado en la mesa de negociación del ERE, que nos quiere hacer ver una situación totalmente catastrófica”.

[td_block_11 custom_title=»» separator=»» post_ids=»111362″ limit=»1″ css=».vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}» tdc_css=»»]

El mensaje ha sido muy duro hacia el consejo en general y el consejero delegado en particular. “Hemos tenido dos años consecutivos de resultados sin precedentes y a continuación se nos presenta una propuesta de despidos colectivos que tampoco tiene precedentes”, ha denunciado Villafañe.  “A casi 2.000 millones de beneficio le corresponden más de 2.000 de despidos”, ha ahondado. “Los empleados confiamos en que no alcance (Gonzalo Gortázar) mucha antigüedad en nuestra empresa”, ha afirmado el presidente del Sindicato de Empleados, quien ha incidido en que había una “envidiable paz social y una relación de mutua confianza y respeto entre la dirección y la representación de los trabajadores” que “usted ha quebrado”. “Debe corregir o marcharse”, ha concluido.

Tanto el presidente como el consejero delegado han agradecido en sus intervenciones “el compromiso y el esfuerzo de los más de 37.000 profesionales del grupo, sin cuyo trabajo no hubiera sido posible conseguir los retos fijados a lo largo del Plan Estratégico 2015-2018”. Sin mencionar el ERE, el presidente ha indicado que “las medidas que estamos tomando –que tienen un coste a corto plazo- reforzarán nuestro modelo de negocio y nuestra capacidad de generar valor de forma sostenida en los años del plan y, también, a más largo plazo”.

CAIXABANK, UN MODELO SOSTENIBLE Y RENTABLE

Al margen del conflicto abierto con los empleados, los máximos responsables de la entidad el compromiso del banco con su modelo socialmente responsable y en la mejora de la rentabilidad. Jordi Gual ha insistido que “está en nuestro ADN y es una fuente sostenible de generación de valor para accionistas, clientes, empleados y el conjunto de la sociedad”.

“No concebimos la actividad financiera sin un fuerte compromiso con la sociedad”, ha señalado Gortázar. Para el consejero delegado, “el déficit reputacional del sector financiero es un grave problema, pero supone una oportunidad para poner en valor el modelo diferencial que distingue a CaixaBank, basado en los valores de calidad, confianza y compromiso social”.

El consejero delegado ha subrayado como principales avances de 2018 “el refuerzo del liderazgo en banca minorista y digital, la fuerte reducción de activos problemáticos y no estratégicos y la consecución de una rentabilidad adecuada”. De hecho, Gonzalo Gortázar ha destacado “la mejora sostenida de la rentabilidad, que ha pasado del 3,4% de 2014 al 9,3% al cierre de 2018”. El objetivo marcado por el banco es situar su RoTE por encima del 12% para finales del nuevo Plan Estratégico.

La junta general ordinaria de accionistas de CaixaBank ha aprobado este viernes la gestión y los resultados del ejercicio 2018. CaixaBank ha obtenido el apoyo mayoritario de los accionistas, que han sacado adelante, entre otras propuestas formuladas por el Consejo de Administración, la reelección como consejeros de Gonzalo Gortázar, Amparo Moraleda, John S. Reed y María Teresa Bassons, y el nombramiento como nuevos miembros del Consejo de Administración de Marcelino Armenter y Cristina Garmendia.

El presidente de CaixaBank, Jordi Gual, ha agradecido a Javier Ibarz, Alain Minc, Juan Rosell y Antonio Sáinz de Vicuña, que dejan de ser consejeros, “su dedicación, su apoyo y su compromiso con la entidad durante los años, llenos de retos, en los que han formado parte de nuestro consejo”.


- Publicidad -