viernes, 21 junio 2024

La mayoría de los españoles cree en un consumo ético y sostenible

El 73% de los españoles están preparados para consumir de una forma más ética y sostenible considerándolo una herramienta “muy potente” para cambiar el mundo. Así concluye un estudio publicado por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) y el Foro NESI de Nueva Economía e Innovación social presentado en Madrid.

‘Otro consumo para un futuro mejor’ fue presentado por Diego Isabel, director de Foro Nesi y analiza a través de encuestas y entrevistas cómo son los consumidores españoles en la actualidad, cuál es su relación con las “nuevas economías” (circular, verde, colaborativa…) y cuáles son las barreras con las que se encuentran.

Según indica el estudio, los consumidores dan cada vez más importancia a aspectos éticos y sostenibles en sus compras, aunque reconocen que existen barreras que dificultan «la coherencia completa». La falta de información (60%), los altos precios (58%), la accesibilidad (54%) o la dificultad para encontrar empresas responsables (52%) no siempre ponen fácil tomar la decisión más ética.

Pese a estos retos, el 62% de los españoles reconoce que es consciente de que su consumo es una herramienta para cambiar el mundo, y el 57% se siente identificado con el concepto de “nueva economía”.

“Muchos no entienden este término y en realidad es una herramienta brutal para cambiar el mundo. Nueva economía significa que el consumo esté al servicio de la sociedad y el planeta. Significa que todos empecemos a hacer actos heroicos a la hora de consumir y consideremos aspectos éticos y sostenibles. Así podremos hacer del mundo un lugar mejor”, señala Diego Isabel, Director de Foro Nesi.

Los españoles quieren hacer del mundo un lugar mejor pero no a cualquier precio, según esclarece el estudio. Solo el 36% de los encuestados está dispuesto a pagar un pequeño sobreprecio por estos productos, sobre todo si son específicos, y un escaso 10% lo pagaría sin condiciones y por cualquier producto. Un porcentaje que dista mucho de las expectativas que se tienen para un futuro, donde «la nueva economía» es la protagonista.

A MÁS CONCIENCIA DEL PROBLEMA, MÁS SOLUCIONES

Consumir menos pero mejor, ser más cuidadoso con los recursos naturales o respetar los derechos laborales, son algunos de los retos a los que se enfrenta España para que el porcentaje de consumidores conscientes sea del 100% en diez años. Es decir, que en 2020 ya no haya prendas en el armario sin estrenar o no se compre ropa tejida por  niños menores de edad o mujeres maltratadas, entre otros ejemplos.

«Para conseguir superar estos retos hace falta entrenar la capacidad crítica, disponer a la población de información completa, crear y proponer alternativas, reflexionar sobre la felicidad, conectar con nosotros mismos e incentivar la sostenibilidad», aconseja el Director de Nesi.

[td_block_11 custom_title=»» separator=»» post_ids=»13174″ limit=»1″ css=».vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}» tdc_css=»»]

Según confirma la OCU, los consumidores son cada vez más conscientes, reflexionan más sobre el impacto de sus decisiones y valoran otros aspectos además de sus intereses individuales a la hora de consumir. Además, los hábitos de los españoles están cambiando a favor de las nuevas economías y se espera que la tendencia siga al alza.

Por último, las encuestas indican que las personas que ya están implicadas en la nueva economía, que incluye -entre otras- la economía circular, colaborativa, verde o social, adoptan de forma sistemática hábitos de consumo más responsables, y transmiten estos valores a los demás. A más consciencia del problema, más hábitos de consumo sostenible se adoptan.

El estudio ha sido realizado a través de dos encuestas a diferentes perfiles de consumidores (1.624 personas en total), de las conclusiones extraídas de grupos de discusión entre personas “comprometidas con el consumo responsable” y de 26 entrevistas realizadas a expertos sobre este tema, desprende datos realmente esperanzadores para la futura economía de España.


- Publicidad -