lunes, 12 abril 2021 5:40

A BBVA le preocupa la competencia de Amazon y Facebook

Renovarse o morir. Esta frase se la han puesto por montera compañías tecnológicas como Amazon, Facebook, Google o Apple. Todas ellas ya ofrecen algún tipo de servicio financiero. Por ejemplo, en el caso de Alibaba, ha creado un monedero virtual. Según el Instituto de Estudios Bursátiles (IEB), en el futuro los principales competidores de los bancos serán estas compañías tecnológicas. En BBVA lo saben. Y les preocupa.

“En el mundo digital estamos combinando bien la estrategia y la ejecución. En este campo quienes van a marcar el paso en el futuro serán Alibaba, Amazon o Facebook”, sostuvo su presidente, Francisco González, durante la presentación de los resultados de 2017. Tan claro lo tiene, que no dudó en afirmar que “aquí se va a jugar una liga nueva, y no hay espacio para todos”.

“Sería un enorme error no dejar que Facebook o Amazon se desarrollen”, según Francisco González.

Una liga donde el árbitro, es decir, el regulador deberá jugar un papel esencial para que las reglas del juego sean lo más ecuánimes posible y aplicables para todos por igual. “La guerra digital va a ser enorme. Lo que sería un enorme error es no dejar que Facebook o Amazon se desarrollen”, especifica Francisco González.

BBVA reconoce que ha cometido errores

Preguntado por la inversión de BBVA en digitalización, su presidente contestó con un rotundo “no lo sabemos” porque son diferentes variables las que entran en juego en este espectro, no sólo la maquinaria, por decirlo así.

Lo que sí subrayó Francisco González es que llevan tres años desplegando plataformas mundiales con alcance en todos los mercados, que no hay un estándar claro cuando se habla de cliente digital, y que el proceso de transformación de la entidad hacia el mundo digital se ha acelerado de forma exponencial.

Así, de los 51 millones de clientes que tienen todo el mundo, un 42% son digitales y un 32% accede a través de dispositivos móviles. En el último año, el número de clientes digitales ha pasado de 18,1 millones a 22,6 millones, es decir, un 25% más. De estos, 17,7 millones se relacionan con la entidad a través del móvil, cuando un año antes eran 12,3 millones (un 44%más).

[td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=” 47091″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

“En solo dos años hemos pasado de una venta digital por cada diez que se hacían, a una de cada tres”, apunta el presidente de BBVA. Una progresión que se da en cada uno de los países en los que está presente. Así, en España, representan un 28,6% del total, cuando un año antes eran del 17,1%. En Estados Unidos, se ha pasado del 19,5% a finales de 2016, al 22,8% un año después. Y en Turquía, el salto ha sido desde el 25,2% al 32,8%, por poner algunos ejemplos. “Tenemos ventaja sobre otros porque hemos comenzado desde hace mucho tiempo, aunque hemos cometido errores”, reconoce Francisco González.

De cara a 2018, en el mundo digital esperan superar la cifra del 50% en lo que se refiere a clientes digitales, para alcanzar la misma respecto a clientes móviles un año después. Asimismo, pondrán el objetivo en crecer de manera exponencial en ventas digitales, eso sí, poniendo más foco en los no clientes. “La trasnsformación es por y para el cliente, y cuando el cliente se digitaliza, está más vinculado y más satisfecho, y genera más ingresos”, recalcó durante dicha presentación de resultados su consejero delegado, Carlos Torres Vila.

Carlos Torres, CEO de BBVA. Foto: Angel Navarrete / Bloomberg

En octubre de 2019, Francisco González cumplirá 75 años. Y como rezan los estatutos, dejará el banco. “El consejo está trabajando para una sucesión justa y yo me voy a involucrar. No va a haber sorpresas”, afirmó rotundo. Por tanto, Carlos Torres Vila, el actual CEO, lleva ventaja. José Manuel González-Páramo podría ser. “Cuando me vaya será un día triste pero me iré con orgullo”, manifestó Francisco González.

Respecto a las cuentas de 2017, BBVA generó un beneficio de 3.519 millones de euros (+1,3%) pero si se añade el ajuste contable de Telefónica, el resultado sería de 4.642millones (+19,7%). El grupo generó un margen de intereses de 17.758 millones de euros (+4,1%), los ingresos recurrentes fueron 22.679 millones (+4,1%), y el margen bruto fue de 25.270 millones de euros (+2,5%).


- Publicidad -