lunes, 4 julio 2022 8:28

Claves para ir al gimnasio y no morir en el intento el primer día

Ahora que han empezado las rebajas y que has tenido que coger una talla de pantalón más que el año pasado, te planteas apuntarte de una vez por todas al gimnasio. Es cierto que apuntarse al gimnasio es uno de los objetivos que todo el mundo pone su lista al comenzar el año, pero también es verdad que menos de la mitad lo consigue cumplir. Pero ahora, después de comprobar que las tapas del bar dejan huella, es el momento.

¿Cómo se empieza en el gimnasio? Te preguntarás si nunca has ido a ninguno. Es posible que al principio entres un poco desconcertado con tu chandal y tus zapatillas -esas que sirven para todo menos para hacer ejercicio-, pero, poco a poco, irás cogiendo el ritmo. Aún así, vamos a dar unas pequeñas claves para ir al gimnasio y no morir en el intento.

Entrenamiento

Tienes que tener muy claro el tipo de entrenamiento que quieres realizar. Hay varias opciones, o bien puedes optar por perder peso y tonificar de forma modera o bien ganar masa muscular a tope. También tienes la opción de ir al gimnasio para mantenerte si aún te conservas bastante bien, pero, ya que estás allí, ¿Por qué no sacar brazo?

gimnasio

Los gimnasios suelen tener entrenadores profesionales en todas las salas. Acércate a uno de ellos -que no muerden, tranquilo-, y coméntale que es lo que quieres conseguir exactamente. Él te hará un plan de entrenamiento que deberás seguir a raja tabla para conseguir el cuerpo que deseas.

Materiales y equipamiento

Recuerda que ir al gimnasio no es ir a la Fashion Week de Madrid. Al gimnasio se va para hacer ejercicio y, en definitiva, sudar, así que ponte cómodo. Lleva ropa fresca y muy cómoda. Aprovecha las rebajas para hacerte con un par de conjuntos deportivos si no los tienes ya.

Por lo demás, no olvides una toalla, una botella de agua, tu reloj de pulsaciones, los guantes y, muy importante, tus auriculares. No olvides que en Spotify, por ejemplo, puedes encontrar listas de reproducción ideales para el gimnasio. Ponte una y a sudar a tope.

Consejos extra para sobrevivir al gimnasio

gimnasio

  • El entrenamiento debe de ser progresivo. Ten en cuenta que el cuerpo debe adaptarse a esa nueva rutina, así que no lo fuerces demasiado e intenta no hacer todo lo que no has hecho ya en un solo día.
  • Aunque no lo parezca, hacer ejercicio requiere una gran concentración ya que una mala técnica puede hacer que te lesiones para varias semanas. Céntrate en la técnica y deja la charla para después.
  • Los resultados no van a aparecer de un día para otro, tenlo en cuenta. Así que ármate de paciencia, mucha paciencia, y no dejes de entrenar. En unos meses verás cómo tu cuerpo cambia de forma drástica.

Muchos ánimos, mucha concentración y mucha constancia son las claves para ir al gimnasio una vez y no dejar de hacerlo. Recuerda que también debes llevar una correcta alimentación y dejar las cervezas para los fines de semana, eso sí, tampoco te pases, que sino los resultados no serán tan satisfactorios.


- Publicidad -