miércoles, 17 agosto 2022 12:29

Los chinos no son la gran amenaza del comercio electrónico

El titular puede resultar llamativo pero es la cruda realidad. Todos conocemos a alguien que ha comprado productos de China a través de AliExpress o portales similares (donde se puede comprar hasta productos falsificados). Unos portales que ofrecen gastos de envío gratis o a muy bajo precio, un buen número de productos y la posibilidad de encontrar de manera casi segura todo lo que se busca a un precio muy competitivo. Una práctica que ha ido ganando peso en los últimos años pero que no representa (de momento) grandes cifras de comercio electrónico principalmente por dos motivos.

Uno de ellos es que el 41,4% del volumen de negocio del comercio electrónico (aquel que se ejecuta a través de internet) se realiza dentro de España y un 15,9% es desde España hacia el exterior. Por tanto, únicamente quedaría un 42,7% que es desde España con el exterior por lo que en este porcentaje, que es relevante, no sólo se incluiría China sino multitud de países de los que compramos productos como puedan ser los europeos o Estados Unidos.

El segundo motivo es que en AliExpress o demás páginas chinas generalmente compramos tanto productos tecnológicos como ropa y distintos artículos de bazar. Un tipo de productos que no son la principal rama de actividad por volumen de negocio. En nuestro país, el comercio electrónico ha superado los 6.100 millones de euros en el tercer trimestre de 2016, lo que supone un 16,3% más que en el año anterior, según datos publicados por la CNMC.

De esta cifra, los dos sectores de actividad con mayores ingresos son las agencias de viajes y operadores turísticos (16,3% del total) y el transporte aéreo (11,6%). Es decir, el turismo es la gran fuente de ingresos del comercio electrónico aunque en tercer lugar si estaría un sector en el que estos portales suelen tener fuerte peso: Las prendas de vestir. Un negocio que en la actualidad supone el 5% del total y que ha retrocedido con respecto a hace un año, cuando suponía el 5,6%. Una caída que también lo han sufrido los dos sectores de actividad con mayor ingresos puesto que hace un año las agencias de viajes y operadores turísticos alcanzaban el 20,8% del total mientras que el transporte aéreo era el 13%.

Una caída del peso de estos sectores que, como es lógico, ha provocado un fuerte incremento de otros. En este caso los mayores aumentos los registran dos sectores donde el comercio chino tiene poca presencia: Hoteles y alojamientos ha incrementado desde el 3% hasta el 4% su peso sobre el volumen total mientras que los juegos de azar aumentan medio punto porcentual y se sitúan en el 3%.

Aun así, habrá quien piense que es normal que los chinos no supongan una gran amenaza puesto que los productos que suelen vender presentan unos precios muy bajos y obviamente no tendrán gran presencia en el volumen negociado. Por tanto, acudimos al número de transacciones que durante el tercer trimestre de 2016 ha habido en torno a 97 millones de transacciones, un 32,7% más que en el mismo periodo del ejercicio anterior. En esta ocasión, las ramas de actividad que lideran el ranking por compraventas son marketing directo (8,2% del total) y discos, libros, periódicos y papelería (7,1%). Además, por número de transacciones, el 43,9% de las compraventas se registran en webs españolas y el 56,1% en webs del extranjero (tanto en China como en el resto de países).

Tras lo expuesto anteriormente no parece que China sea relevante en el comercio electrónico. Aun así, los datos los podemos desglosar algo más por regiones. En concreto, el volumen de negocio de las transacciones con origen en España y dirigidas hacia el exterior ha sido de 2.633,6 millones de euros, un 25,2% más que en el tercer trimestre del año anterior. El 92,8% de las compras desde España hacia el exterior se dirigen a la Unión Europea, seguidas de Estados Unidos (3,4%) por lo que Asia y el Pacífico únicamente suponen un  1,3% del total de compras.

El hobbie de buscar por internet

Una compra de productos a través de internet que cada vez realizamos de manera más frecuente y que, además, se está convirtiendo en un hobby (aunque muchas veces no compremos). Según un estudio del comparador de precios Idealo.es, el 36,5% de los españolas busca información sobre productos en la red todos los días aunque no tenga pensado comprar nada.

Esa es una de las grandes conclusiones del estudio pero no la única, puesto que el 44,6% de los españoles se entretiene buscando información sobre productos en internet todas las semanas mientras que sólo un 9,2% lo hace dos veces al mes. Dentro de los productos más deseados se encuentran los dispositivos tecnológicos (43,2%), ropa y calzado (27,9%) y productos de cuidado personal y belleza (10,7%).


- Publicidad -