jueves, 30 junio 2022 21:33

Las próximas cuatro turbulencias que tendrá que hacer frente la bolsa

Nuevo foco de incertidumbre que se cierra (de manera parcial) en bolsa: Las elecciones de Francia. Este fin de semana se ha conocido la victoria de Macron sobre Le Pen con un 66,06% de los votos. Es decir, el segundo mejor resultado de un presidente desde la victoria de Jacques Chirac en 2002. Por tanto, obtuvo la victoria aquel candidato que contaba con el beneplácito de los mercados y que presentaba un proyecto europeísta. Por tanto, la siguiente cita en Francia se traslada al 11 y 18 junio (elecciones legislativas) en las que el nuevo presidente deberá presentar candidaturas para los 577 distritos electorales y obtener mayoría suficiente para no depender de posibles pactos y así cumplir plenamente su agenda política.

Un veredicto de las urnas en Francia que sirve para aliviar unos mercados que se enfrentan a otros grandes retos o desafíos que pueden proporcionar una dosis de elevada volatilidad, como ya hemos vivido en otros casos como el Brexit o la victoria de Donald Trump. Entre los principales focos de incertidumbre estarían: 1) el precio del petróleo, 2) la política económica en Estados Unidos, 3) elecciones en Europa y 4) tipo de Brexit.

Uno de los peligros que señalan la mayoría de expertos es el precio del crudo. El “oro negro” lleva acumulando fuertes caídas a pesar del acuerdo de limitar la producción con el fin de estabilizar el precio. Un acuerdo que no ha servido para ello vista la evolución del precio y que podría traer enormes problemas para la economía (a pesar de que a España le venga bien en un primer momento debido a que es un país importador).

Kay Van-Petersen, trader en TradingFloor.com, destaca que” con el crudo West Texas cayendo hacia mínimos de 40 dólares lo que se podría es reavivar los miedos deflacionarios y matar los espíritus inflacionarios”. Declaraciones muy similares a las de Simon Fasdal, jefe de estrategia de renta fija de Saxo Bank, que ha señalado que una “revisión de nuevo hacia zonas de 20 dólares por barril podría tener un impacto significativo no sólo en las expectativas de inflación, sino también recuperar la volatilidad en los mercado, con una reacción precipitada de rendimientos globales más bajos en renta fija”. Además, vaticina que los precios bajos podrían continuar puesto que “el mercado de petróleo de esquisto es muy adaptable lo que limita al mercado en cualquier intento de enviar al alza los precios del crudo”.

La caída del precio del crudo podría reavivar los miedos deflacionarios

Donald Trump todavía continúa siendo uno de los focos de incertidumbre que todavía no ha logrado cerrarse. Una vez lograda su victoria es momento de saber qué plan llevará a cabo y si finalmente lo hará como lo había prometido en un momento. Por tanto, algunas de las miradas están centradas en la rebaja del impuesto de sociedad y factores que afectan a los márgenes empresariales. También habrá que estar atentos a si incrementa el gasto fiscal.

Desde UBP en su informe “Perspectivas de Inversión 2º trimestre de 2017” destacan que “pervive la posibilidad de que la adopción de las prometidas medidas de política fiscal impulsen la actividad económica. No obstante y pese a que el partido republicano controla ambas cámaras y hay un nuevo presidente, no se ha alcanzado un acuerdo para reformar Obamacare. Un tema que también preocupa a los expertos de Goldman Sachs que en su “Global Equity Outlook” han destacado que “la falta de aprobación de la reforma sanitaria va mucho más allá del cuidado de la salud y tiene otras implicaciones como que hayan aumentado los riesgos y la capacidad para ejecutar otros elementos de la agenda pro-crecimiento, como la reforma fiscal o la política comercial”.

Las elecciones europeas continúan siendo otro foco de incertidumbre que comienza a cerrarse pero que todavía está presente ya que habrá elecciones en Alemania en el mes de septiembre, aunque allí la situación todavía no está de actualidad porque queda mucho tiempo y por la más que posible victoria del partido de Angela Merkel. Los expertos de Goldman Sachs han señalado que “el riesgo político europeo sigue siendo elevado, pero puede estar empezando a tornarse en positivo para los mercados financieros: la extrema derecha en Holanda no obtuvo la mayoría de escaños parlamentarios, en Francia Macron ha logrado la victoria y, además, habría que sumar, la pérdida de apoyo del partido de extrema derecha en Alemania según los sondeos.

El riesgo político europeo puede estar empezando a tornarse en positivo

La última turbulencia que quedaría por señalar sería la decisión de la primera ministra británica Teresa May de convocar elecciones anticipadas para el 8 de junio, alegando que su Gobierno necesita un nuevo mandado para impulsar las negociaciones sobre el Brexit logrando el respaldo popular en las urnas. La primera ministra busca por tanto usar esa situación para negociar con Bruselas e imponerse su versión del Brexit “duro” que incluiría la salida del Mercado Único (se garantizaría el control de la inmigración) y la negociación de un acuerdo posterior en materia comercial con la UE.


- Publicidad -