domingo, 3 julio 2022 14:26

Estrategias de compra en el oro

En una semana clave para el futuro de la economía en el corto plazo, los mercados siguen ajustando sus expectativas acerca de las subidas de los tipos de interés por parte de la Reserva Federal a lo largo de este año, tras las contundentes declaraciones de varios de sus altos cargos en las últimas semanas.

A pesar de las importantes subidas en los principales índices mundiales estas últimas semanas, en las que algunos selectivos incluso han llegado a marcar sus máximos históricos, la rentabilidad del oro, activo refugio por excelencia, y, por tanto, en correlación inversa a las bolsas, no ha sufrido importantes pérdidas en su cotización como era de esperar, demostrando una asombrosa fortaleza. De hecho, a mediados de diciembre del pasado año inició un movimiento alcista en la zona de los 1.119 puntos, que ha continuado hasta alcanzar máximos anuales marcados en los 1.263 dólares a finales de febrero. Sin embargo, el aumento de probabilidades de una suave subida de tipos de interés, en esta próxima reunión de marzo, ha presionado a la baja su cotización, rompiendo distintas estructuras a nivel técnico con divergencias importantes en términos diarios.

CEOE se lanza a la yugular de Montoro: las grandes empresas pagan el 19% de Sociedades

Además, tras la reunión de este próximo miércoles, el consiguiente fortalecimiento del dólar, y una presión a la baja en los bonos, afectaría negativamente en su precio, al igual que en resto de materias primas. Esta situación nos debería dejar dos posibles niveles de entradas. Una primera entrada para poder buscar estrategias alcistas desde una perspectiva de trading, buscando la sorpresa de esta próxima reunión en la que no se tomase ninguna decisión relevante, acercando al máximo el stop loss, buscando el beneficio en precios cercanos a los 1290 dólares. Y una segunda estrategia, esperando a una ligera corrección, dándose la esperada subida de tipos, pero que el mercado podría haber ido descontando en parte, en las últimas semanas, esperando a un retroceso hasta niveles de los 1.180 dólares, para poder comprar a precios bajos.

Además, a medio y largo plazo, las distintas incertidumbres motivadas por algunos eventos geopolíticos pueden darle el impulso necesario en su cotización, ejemplos de ello pueden ser entre otras, las altas tensiones entre Corea y China, las nuevas políticas de Donald Trump, los resultados electorales en regiones clave para el futuro de Europa como Holanda, Francia y Alemania, la ruptura agresiva de Gran Bretaña de la Unión Europea, o algún cúmulo de datos macroeconómicos negativos en países emergentes o Japón, destacan a día de hoy, como catalizadores negativos, alterando al mercado de valores, ofreciendo una clara oportunidad de compra, con un recorrido altamente positivo para la cotización del oro.


- Publicidad -