miércoles, 29 junio 2022 14:50

Guerra total en el cátering de Renfe: trabajadores en huelga y ERTE planteado por Ferrovial

Si tienes previsto viajar en Renfe a partir del próximo domingo, ya te puedes llevar en la mochila un bocadillo y una botella de agua. Los trabajadores de Ferroser (Ferrovial) que gestionan los bares y el servicio a bordo van a la huelga. Protestan por la decisión de la empresa de poner fin a la ultraactividad del convenio colectivo, cuyas negociaciones para renovar han fracasado. De hecho, según explican fuentes sindicales, la propuesta de la empresa fue rechazada por unanimidad en todos los centros de la compañía en España.

Una protesta que ya adelantamos en Merca2 hace unas semanas, y con la que pretenden expresar su malestar por la situación. Los trabajadores consideran que son “víctimas” de una oferta temeraria en la adjudicación del contrato en el año 2013. Una adjudicación por importe de 62 millones de euros anuales. Los representantes sindicales cifran en torno a un 25% más baja de la anterior. Sin embargo, fuentes corporativas explican a Merca2 que se trataba de una licitación más baja que la que tenía la compañía anterior que la explotaba: Cremonini.

Por ahora empresa y trabajadores no se han sentado a negociar acerca del convenio colectivo. Las posturas están alejadas y el tiempo apremia pues, en caso de haber una propuesta, tendría que someterse a votación en todos los centros. Así que parece irremediable que los trenes de Larga Distancia y AVE se tiren una semana sin servicios a bordo. Sin embargo, ambas partes dicen estar dispuestas a llegar a un acuerdo.

En paralelo al convenio colectivo Ferroser ha puesto en marcha un Expediente de Regulación de Empleo Temporal. Los trabajadores creen que es “un castigo” por haber hecho la convocatoria de huelga. Así que este miércoles y el próximo viernes hay una mesa de negociación sobre las condiciones en que se llevará a cabo. Una nueva piedra en el camino. La empresa lo justifica por necesidades de reorganización de la productividad por las condiciones de algunos empleados que vienen subrogados de la etapa de anteriores etapas, en concreto de Wagons-Lits.

Millonarios que se lanzaron a por el poder político

Hay un grupo de trabajadores -en torno a unos 400- que tienen garantizado por convenio el abono de un número de horas al mes, con independencia de que las trabajen o no. “Una situación heredada de la época en la que los trenes hacían trayectos mucho más largos”, nos dicen. Ahora se busca poner orden en ese esquema, explican.

A juicio de los sindicatos la cosa es muy distinta. “Buscan recortar los gastos sea como sea. Habrá 452 trabajadores afectados -de los 1.800 que componen la plantilla-. La mayor parte en Madrid y Barcelona”. En total, la reducción salarial que se conseguirá estará entre el 17,5% y el 10%, según la categoría de cada empleado afectado, sostienen.

El enfrentamiento entre las partes es total, aunque ambas dicen estar dispuestos a negociar

Y aquí los trabajadores son también tajantes: no hay posibilidad de acuerdo, por lo que ya alertan de que denunciarán ante la autoridad laboral porque -en el fondo- subyace la cuestión económica. Algo que, denuncian, vienen sufriendo desde que Ferrovial se hiciera con el servicio. Primero fue un ERE en Marzo de 2014 que afectó a más de 300 personas. Tanto es así que, según las cifras de los representantes sindicales, 3 personas hacen ahora el trabajo que antes llevaban a cabo siete.

Ahora está por ver qué ocurrirá con los servicios mínimos durante la huelga del domingo. La empresa ha solicitado a Fomento que se pongan en marcha, pero desde el ministerio no se ha dicho esta boca es mía. Así que si estás pensando en coger un tren, acuérdate de coger una buena mochila.

 

Si tienes más información sobre este asunto, escribe a: [email protected]

- Publicidad -