Hay personas a las que no les gusta el calor, pese a que sea el mayor atractivo para la mayor parte de los turistas de todo el mundo. Si quieres huir del calor, por cualquier motivo, no tienes que viajar a otros países menos cálidos, en estas ciudades españolas podrás disfrutar de un clima bastante frío.

Los motivos por los que quieres evitar el calor pueden ser diversos, incluso algunos relacionados con la salud (si padeces esclerosis múltiple, lupus, alergia al sol,…). Sea cual sea el motivo, aquí tienes un listado donde pasar una buena estancia en los puntos más fríos de la península ibérica. Zonas donde se puede evitar el calor intenso incluso en pleno verano.

Ciudades españolas más frías

Calamocha

Calamocha, ciudades españolas

Calamocha es otra de las ciudades españolas más frías. Se encuentra situada en Teruel, solo a 7 km de ésta. Una zona estratégica si quieres visitar otros sitios cercanos.

Puedes visitar el Museo del Jamón, el Chopo Cabecero, la iglesia, el río Jiloca, el castillo fortificado, el convento, y el Pantano de Lechago. Además, es un municipio pequeño, por lo que encontrarás algo de paz.

Un gran legado histórico, cultural y artístico rodeado de un entorno natural para disfrutar sin calor. El récord de temperatura baja lo tuvieron en diciembre de 1963, cuando el termómetro llegó a los -30 grados.