ZTE

La crisis generada por el coronavirus ha reformulado algunos negocios. El impacto del teletrabajo en el uso de internet ha provocado un aumento del consumo por parte de los usuarios. Y eso afecta a las redes móviles, entre otro tipo de infraestructuras. En este escenario, la compañía de origen chino ZTE tiene la necesidad de seguir creciendo en todos los mercados donde opera. En el caso español, la relación con los operadores de telefonía podría tener mayor recorrido, sobre todo con Vodafone y Movistar.

Pero la situación no será del todo sencilla para el fabricante asiático. Ni en su mercado dominante, China; ni el resto del mundo, pese los problemas comerciales que sigue teniendo Huawei por la cabezonería del presidente de EEUU, Donald Trump, por mantener una guerra comercial que perjudica a todos.

En este contexto, según un informe de Bloomberg al que ha tenido acceso MERCA2, ZTE debería tener la oportunidad de duplicar su cuota de mercado en nuevos equipos de radio 5G para finales de 2022. En estos momentos la compañía está en pleno proceso de fabricación de chips para permitir que los nuevos productos de radio estén al nivel de Huawei, y, sobre todo, intentan buscar un mayor ahorro de energía.

Pese a todo, la firma estadounidense de noticias precisa en su informe que ZTE podría tener un crecimiento sostenido los dos próximos años si los vetos a Huawei se mantienen pero que, incluso con eso, la compañía también está en desventaja frente a Ericsson y Nokia, debido a las crecientes preocupaciones acerca de la capacidad de suministro si, llegado el momento, la administración americana también pone en cuarentena comercial a ZTE. A todo eso, según la consultora Dell’Oro Group, el mercado global de infraestructura móvil puede crecer menos del 4% en los próximos tres años, y comenzará a reducirse a partir de 2023.

¿Y qué hay del negocio del “hierro”? El informe asume que en los próximos trimestres habrá un repunte en la venta de teléfonos móviles tras el parón provocado por la pandemia. Pero eso no sería suficiente para cubrir las expectativas de la compañía con respecto a la inversión realizada.

ZTE BUSCA CRECER EN ESPAÑA

Ante este panorama internacional -por lo que respecta al mercado español- la situación para que ZTE pueda crecer también es dura. Y eso que el último gran movimiento le sitúa en una buena perspectiva para seguir creciendo.

En concreto, Orange incorporó al fabricante chino a su grupo de proveedores de redes móviles, en el que, hasta ahora, solo mantenía a la sueca Ericsson y la también china Huawei. Esta situación, que se produjo en el pasado otoño, generó sorpresa dentro del sector puesto que, generalmente, las redes se compartían entre dos fabricantes. Además, y como se ha mencionado anteriormente, la desconfianza que pretende generar EEUU en todos los mercados hacia el origen asiático puede provocar dudas. Pero no fue así para Orange.

Ahora la cuestión está en conocer si Vodafone y Movistar estarán abiertos a estrechar lazos con ZTE en materia de redes móviles. Actualmente el operador rojo tiene a Huawei (65%) y Ericsson (35%) como proveedores; mientras que Movistar cuenta con Ericsson (aproximadamente con un 60% de la red) y Nokia (40%).

Ante esta situación, ZTE podría llevar a cabo el mismo movimiento con los otros dos grandes operadores, aunque uno de los grandes inconvenientes tiene que ver con la interoperabilidad de la infraestructura. Pese a todo, según aseguran fuentes del sector a MERCA2, durante los próximos meses habrá movimientos con respecto a las redes móviles y el encendido comercial del 5G, sobre todo una vez que se activen las subastas de espectro pendientes del segundo dividendo digital.

Comentarios de Facebook