cancer de piel

Llega el verano y cogemos con ganas eso de tumbarnos en la playa y en la piscina sin preocupaciones a la vista. A todos nos gusta vernos bronceados, pero la exposición al sol no deja de tener riesgos. Los casos de cáncer de piel siguen aumentando y hoy se producen el doble de casos que hace 30 años.

Cuando te expongas al sol, debes conocer las zonas más propensas al cáncer de piel. Nunca hay que olvidar una crema solar con factor de protección alto en estas zonas de la piel, no solo cuando tomes el sol en la playa, sino también en el día a día, en invierno y en verano. Es la única manera de prevenir el cáncer de piel y el melanoma.

En los brazos al conducir

En los brazos al conducir

El cáncer de piel no solo se produce por tomar sol en la playa. Algunas costumbres o hábitos diarios pueden hacer que aumenta la propensión a sufrirlo. Por ejemplo, las personas que trabajan al aire libre deben prestar especial atención y aplicarse protección solar a diario. También los conductores habituales pueden presentar cáncer en los brazos.

En un estudio realizado en 2011 se comprobó que el gesto de conducir con la ventanilla bajada y el brazo asomando, puede hacer aumentar los casos de cáncer de piel en esta zona. En estos casos, era el brazo izquierdo el que presentaba más tumores, mientras que en Australia, era el brazo derecho.