Debido al confinamiento, Zara ha sufrido pérdidas, algo que hace 20 años que no ocurría en nuestro país. En concreto, la firma ha perdido más de 400 millones de euros, una cifra bastante destacada. Por ello, están clausurando muchas tiendas para ahorrar costes y trasladar la estrategia al comercio online, el cual está en auge tras la crisis sanitaria que hemos pasado. 

Esta ambiciosa estrategia de Zara se hará para adaptarse a los tiempos, cerrando tiendas pequeñas y adaptándose al comercio online. Hoy conoceremos más a fondo esta estrategia, explicando las tiendas que van a cerrar, los cierres a nivel mundial y la recolocación de los empleados de las mismas, entre otras cosas. 

No habrá despidos

Zara

Sin duda, esta es la mejor noticia de todas, ya que Zara va a minimizar los despidos y va a mantener a la mayoría de la plantilla. Al aumentar las ventas de algunas tiendas y del canal online, se va a necesitar reubicar a los empleados en otros lugares, ya que una ambiciosa transformación digital no se hace sola. 

Esta fórmula es similar a la que está haciendo El Corte Inglés. En lugar de despedir a todos los empleados, se están recolocando a la mayoría en sus nuevos proyectos, como por ejemplo su financiera junto al Banco Santander. En lugar de despedir a sus viejos empleados, se les está formando en este nuevo proyecto y se les está reubicando, para que no pierdan su puesto de trabajo.