Fundada en 1991, La Zagaleta ocupa más de 900 hectáreas de bosque, desde cuyas villas se puede divisar Gibraltar y las costas africanas. Pero poco se sabe de los propietarios de las más de 200 mansiones repartidas por el que fuera coto de caza privado del magnate saudí Adnan Khashoggi.

La Costa del Sol es sinónimo de lujo, con cadenas hoteleras de cinco estrellas, eventos para la ‘yet set’, coches de alta gama, yates, campos de golf y las propiedades inmobiliarias más caras del litoral español. 

Pero la urbanización de La Zagaleta es la zona más cotizada. Para los expertos de real estate de lujo, se le conoce como el complejo inmobiliario más lujoso del sur de Europa.

Los propietarios son mayoritariamente británicos (30%), alemanes (30%), rusos y escandinavos (30%), que buscan discreción y servicios personalizados. Así, les ofrecen un centro de atención personalizada 24 horas en el que trabajan 120 personas para satisfacer cualquier demanda. 

En concreto, ofrecen un servicio a la carta como una reserva de restaurante a última hora, un chárter privado o la gestión integral de las propiedades. 

A pesar de la crisis económica actual, el inmobiliario de lujo no se ha resentido y Barnes Marbella ha puesto a la venta varias mansiones. Pero una de ellas con el precio más desorbitado, 32 millones de euros.

Este precio se traduce en 10.289 €/m², y el futuro comprador debe aportar 2.567.485 euros en concepto de gastos e impuestos, por lo que deberá realizar una inversión final de 34.567.485 euros.  

MÁXIMO LUJO

La villa se asienta sobre un terreno de 13.845 m² y una superficie total construida de 3.110 m². La casa cuenta con varios salones, grandes ventanales de techo a suelo y puertas panorámicas de corredera. 

En total, la mansión cuenta con diez dormitorios, catorce cuartos de baño, sauna, spa, parking y un sistema domótico integrado con Internet of Things (IoT) y alarma de seguridad. 

Además, la construcción queda rodeada por jardines con una gran variedad de ambientes naturales, piscinas, fuentes de agua, terrazas y puntos panorámicos desde donde disfrutar de las vistas. También cuenta con una sala de cine, un gimnasio profesional y una sala de juegos. 

Según los promotores, la calidad de construcción de cada vivienda y la baja densidad de población residente en esta zona es lo que la convierte en una referencia para cualquier comprador con un elevado poder adquisitivo. 

Por otro lado, los propietarios cuentan con todo tipo de servicios dentro del mismo complejo, incluyendo dos campos de golf, y la cercanía con la ciudad de Marbella, a escasos 15 minutos en coche, es también otro de los grandes alicientes para la demanda inmobiliaria en esta zona.

En cuanto a los campos de golf, cuenta con 36 hoyos Parkland desde donde se pueden avistar perdices, gamos y ciervos. Pero a estas instalaciones solo pueden acceder los bolsillos más pudientes, ya que la cuota de entrada para ser socio del club es de 90.000 euros, y otros 10.000 anuales. 

Comentarios de Facebook