renfe

Viajar el AVE es todo un placer. Cómodo, rápido y, de vez en cuando, hasta económico. Pero este medio de transporte siempre ha estado bajo la lupa de la corrupción y de los usuarios cabreados. En este segundo grupo es donde se encuentran muchos de los han sufrido la odisea de intentar conectarte al wifi gratuito para poder trabajar y no lo han conseguido ni implorando a los dioses.

Actualmente hay tres líneas de AVE en España que cuentan con wifi gratuito: las que unen la capital con Sevilla, Málaga y Valencia. Este servicio fue adjudicado por concurso a Telefónica en el año 2015, aunque hasta 2017 la línea de Sevilla no lo estrenó. Una vez inaugurado, lo cierto es que el despliegue de esta tecnología deja mucho de desear.

El AVE con dirección a la Ciudad del Turia cuenta con la plataforma de conectividad wifi PlayRenfe desde diciembre del año pasado. Esta línea recorre los 390 kilómetros en 1 hora y 50 minutos a una velocidad máxima de 300 km/hora y con paradas en Cuenca y Requena-Utiel. A diferencia del trayecto a Barcelona, se nota más el movimiento de los vagones. Pero nada que impida poder ir trabajando con un portátil sobre la bandeja reclinable.

Desde MERCA2 hemos comprobado in situ lo complejo del proceso en este trayecto. Los problemas comienzan cuando uno intenta conectarse al servicio PlayRenfe. Hay dos formas de hacerlo: con el número de billete o con la tarjeta de fidelización de Renfe. Lo más fácil y rápido es intentarlo con el billete. Pero primera sorpresa: el de turista no permite la conexión inicial por un error que, en realidad, suele producirse con billetes combinados. “Es un error conocido y estamos trabajando para solucionarlo lo antes posible”, aseguran desde soporte de Renfe. Pero en la práctica tampoco deja en clase turista.

Mensaje de PlayRenfe tras intentar la conexión con el número de billete.

Cuando el móvil consigue conectarse, los inconvenientes llegan al tratar de hacer lo mismo con un segundo dispositivo, como el portátil. En un principio, no deja dos dispositivos a la vez. Es preciso cerrar sesión en uno antes de conectar el segundo. Cuestión realmente difícil porque a veces se produce un “error de conexión por culpa de los túneles”. O eso justifica la empresa ferroviaria.

Pero esto va por clases, es decir, depende del precio que hayas pagado por tu billete. “Con billete turista, solo puede conectar un dispositivo”, explican desde soporte, si bien es cierto, detallan que “una vez dentro del portal de contenidos, se puede hacer premium (en estos momentos de forma gratuita) y puede conectar de forma simultanea hasta tres dispositivos”.

wifi renfe
Mensaje de Renfe al intentar una conexión con varios dispositivos.

Cuestión que no supone ningún dolor de cabeza para los usuarios con la tarjeta de Renfe Oro o Premium. Estos, automáticamente, pueden conectar tres dispositivos. “Si tiene billete Preferente o tarjeta +Renfe Oro o Premium, podrá conectar hasta tres dispositivos de forma simultanea. Con tarjeta +Renfe solo podrá conectar un dispositivo”, apuntan.

Al final, cualquier usuario con paciencia no aguanta más de 30 minutos intentando conectarse.

MEJOR SERVICIO DE ATENCIÓN QUE CONEXIÓN WIFI

A pesar de que supone toda una aventura conectarse al wifi en un trayecto de AVE, en favor de Renfe hay que alegar que cuenta con un excelente servicio de soporte. Y ello no se debe a la famosa asistenta virtual de la web de Renfe, que responde al nombre de Irene. No. Más bien se trata de personas reales, de carne y hueso, que hacen todo lo posible por tratar de ayudar a los usuarios durante el trayecto.

Cualquier usuario que no pueda conectarse al servicio de PlayRenfe, puede solucionar su problema con un agente. Primero, por chat. Y si no hay manera, llaman por teléfono para indicar los pasos. Todo ello con paciencia y sabiendo que esta no es la única incidencia que tratarán de resolver a lo largo del día. Son expertos en estos contratiempos.

Aeropuerto

Los paros y el alcohol provocan el caos en los aeropuertos españoles

Los paros de los controladores y el exceso de alcohol en los aeropuertos españoles amenazan con provocar un nuevo colapso aéreo si el Gobierno no lo remedia.

Así, en el trayecto Madrid-Valencia existen muchas dificultades para conectarse a la red. Los túneles y la velocidad tampoco ayudan. No obstante, Renfe se esfuerza para que sus usuarios de AVE tengan una buena experiencia en su viaje.

UNA PROMESA ETERNA

En diciembre de 2016, Renfe se enorgullecía de comenzar a ofrecer wifi en su AVE. Su objetivo: proceder a su implantación paulatina en la flota de trenes AVE durante 2017. Toda una promesa con la que, además, poder competir con el avión.

Telefónica se hizo con el contrato en noviembre de 2015. Este se concedió para un primer periodo de seis años, por 101,85 millones de euros. Pero con posibilidad de prórroga para cuatro ejercicios más y 46,77 millones adicionales. Lo que elevó el importe total a 148,63 millones. En un principio se licitó por 188 millones, por lo que a Renfe le salió bien la jugada.

Un año y medio después, solo tres líneas tienen wifi gratuito, entre las cuales no se encuentra Barcelona, la espinita clavada de Renfe. “Se está trabajando para que esté también en el corredor de Madrid-Barcelona”. Esa es la respuesta de Renfe ante las dudas sobre la puesta en marcha de este servicio en esta línea.

Y lo cierto es que se trata de un proyecto complejo. Este incluye, por una parte, el suministro, instalación y mantenimiento de un sistema integral de wifi embarcado en toda la flota de trenes AVE y, por otra, el despliegue de red para dar cobertura a más de 1.600 km de líneas de alta velocidad, incluidos 75 túneles y 540 emplazamientos de cobertura LTE en una red combinada y específica de 800 y 1800 Mhz combinada con una solución por satélite.