Si hay algo que casi todo el mundo usa es la mensajería. Uses más o menos el smartphone, todos coinciden en mensajearse a través sobre todo de WhatsApp, sea por escrito, con mensajes de voz o con llamadas y videollamadas. Sin embargo, con el confinamiento y la necesidad de hacer videollamadas en grupo la cosa ha cambiado. Para contactar con tus seres queridos y al menos “reunirse” virtualmente, el líder en mensajería se quedó corto y descubrió sus carencias. Apenas permitía reunir a 4 personas, mientras que Facebook Messenger soporta hasta 50 personas.

Estas carencias y las consiguientes quejas de usuarios ha hecho que WhatsApp decida ampliar el número de participantes en la videollamada grupal en una nueva versión. No han especificado el número pero todo parece indicar que mínimo será la misma cantidad que soporta Messenger. Un poco tarde tras haberse superado el confinamiento, a no ser que prevean uno nuevo. Pero aunque tarde, el gigante tecnológico ha despertado y escuchado la demanda general.

WhatsApp

La ‘guerra’ de las videollamadas entre WhatsApp y el resto

WhatsApp no es el único en esta “guerra de las videollamadas”. Otro de sus competidores directos, Telegram, ha decidido también subirse al carro e incluir esta función. Porque esta plataforma no había apostado por este servicio y ni siquiera lo ofrecía. Tampoco le estaba perjudicando porque está creciendo a gran velocidad, ganando 100 millones de usuarios en el último año y llegando ya a los más de 400 millones.

Seguramente por eso también WhatsApp ha dado este paso más, al igual que otras mejoras realizadas en seguridad y versatilidad. Es ahí donde Telegram le dejaba en algunos casos en evidencia. En algunos caso, el líder de aplicaciones ha querido copiar a su competidor más directo, Telegram. Por ejemplo, con la posibilidad de hacer desaparecer determinados mensajes en el tiempo que estipulemos, el cifrado de chats en la nube, o el “modo oscuro” para ahorro de la batería.

La lucha por las mejoras y distinguirse de la competencia seguirá siendo a cara de perro. Con la nueva situación, el uso de la mensajería se ha hecho aún más exagerado, uniéndose otras formas que antes casi no usábamos con la voz y la imagen. Veremos a qué más mejoras nos lleva de cara al 2021, siempre positivas si el usuario se ve beneficiado.