Mentoras del programa De Mujer a Mujer, con el secretario general y director general del Santander, Jaime Pérez Renovales, y con el director de recursos humanos, Francisco Simón.
Mentoras del programa De Mujer a Mujer, con el secretario general y director general del Santander, Jaime Pérez Renovales, y con el director de recursos humanos, Francisco Simón.

En los tres últimos años, 44 mujeres que habían sufrido violencia de género en España y estaban excluidas del ámbito laboral se convirtieron en participantes del programa “De mujer a mujer”, del Banco Santander y la Fundación Integra, y gracias a él han conseguido recuperar la autoestima que les habían arrebatado encontrando un trabajo con que rehacer su vida.

Este programa de voluntariado corporativo ha sido especialmente exitoso en su última edición, cuando el 80% de las mujeres integradas en él han empezado a trabajar. Durante los últimos 6 meses,  profesionales del Santander han acompañado y orientado a otras tantas mujeres maltratadas, para tratar de impulsar, redescubrir y mejorar sus competencias profesionales y principales habilidades.

Para Paula, una de las participantes en ‘De Mujer a Mujer’, este proyecto le ha supuesto “un antes y un después”. Reconoce que “sale fortalecida” y que en estos meses ha sido fundamente cómo su mentora del banco le ha guiado en su proceso de integración en el mercado laboral y ha trabajado con ella en la consecución de pequeños retos. “Me ha hecho creer en mí misma y reconocer mi valía. Su apoyo constante estos meses, su cercanía y su increíble compromiso me han trasladado la confianza que necesito para avanzar y poder tener un empleo con el que forjar mi futuro y ser libre”.

Adela Sempere, una de las mentoras del Santander, anima a otras compañeras del banco así como a otras empresas a “que se sumen a formar parte de esta iniciativa de voluntariado en futuras ediciones”. “Creemos firmemente –dice Sempere- que entre todas debemos seguir trabajando en esta dura lucha. No podemos mirar hacia un lado, es necesario colaborar para tratar de cambiar las cosas”.

El voluntariado es fundamental en las políticas corporativas del área recursos humanos del Santander, cuyo director general es Jaime Pérez Renovales, también secretario general del Grupo.  Al término de la tercera edición, Pérez Renovales explicó: “Esta nueva edición refuerza el compromiso del banco con la integración laboral de personas en situación de vulnerabilidad a través de la Fundación Integra, con la que Santander colabora desde 2015. Durante este año ya hemos gestionado cerca de 50 currículums, y hemos entrevistado a 23 candidatos, de los cuales una cuarta parte ya trabajan en el Banco. Por detrás de estos datos hay muchas familias a las que ayudamos a cambiarles la vida”.

La presidenta ejecutiva de Integra, Ana Botella, agradeció la labor de las profesionales del Santander con las mujeres maltratdas y dijo: “Les habéis dado algo muy importante: esperanza. Gracias al Banco Santander por confiar en todas ellas y hacer realidad esta iniciativa. En estas tres ediciones, 44 mujeres han encontrado una oportunidad laboral con la que empezar de nuevo”.

Al finalizar la tercera edición, 12 de las 15 participantes habían conseguido encontrar un empleo. Durante el mentoring, formaron parte de varios de selección y asistieron a sesiones de asesoramiento sobre curriculum y entrevistas enfocadas a la su reentrada profesional. Con el apoyo de empresas como Santander,  Fundación Integra ha conseguido más de 13.000 puestos de trabajo para personas en situaciones vulnerables. Las mentoras del Santander recibieron previamente formación de la Fundación Humaniza para profundizar en la realidad de la violencia contra la mujer, así como en los conceptos y técnicas del mentoring como herramienta de desarrollo personal y laboral.

Comentarios de Facebook