El grupo Volkswagen ha introducido la visión artificial en sus procesos, de forma que ayude a mejorar la productividad en la fabricación hasta en un 30% entre 2016 y 2025, gracias a la tecnología de reconocimiento y procesamiento de imágenes ‘Industrial Computer Vision’.

Este proceso extrae información de los datos ópticos, como el entorno real de la planta, que luego evalúa mediante inteligencia artificial, siendo el procedimiento similar a la capacidad humana de reconocer, procesar y analizar imágenes, según señala la compañía en un comunicado.

Volkswagen desplegará el año que viene la primera aplicación de este tipo a través del nuevo Volkswagen Industrial Cloud, que está actualmente en proceso de pruebas en las instalaciones de Porsche en Leipzig.

Con esta aplicación, cada coche que se produce incluye varias etiquetas con información sobre el vehículo o especificaciones sobre los airbags. Muchas de estas etiquetas contienen información específica para cada mercado y están escritas en el idioma del cliente.

En esta planta de Leipzig, un empleado de la línea de producción escaneará el número del vehículo para garantizar una identificación clara del mismo, tomando fotos de cada una de las etiquetas adheridas al coche, para garantizar en tiempo real que las etiquetas muestran el contenido correcto y están escritas en el idioma adecuado.

“Se trata de una contribución clave para mejorar la eficiencia de la producción. Prevemos que la reducción de costes en millones de euros alcance el doble dígito en 2024”, señala el director de Producción del Grupo Volkswagen, Gerd Walker.

Comentarios de Facebook