Volkswagen coches eléctricos

Volkswagen está obligado a vender 150.000 coches eléctricos puros en 2020, para evitar el pago de multas en Europa por exceso de emisiones de dióxido de carbono (CO2). El grupo automovilístico, eso sí, ha demostrado su compromiso por este modelo de vehículos, necesarios para combatir el cambio climático.

Según detalló en un encuentro con la prensa española el responsable de Movilidad eléctrica del grupo y la marca Volkswagen, Thomas Ulbrich, 100.000 unidades corresponderán a modelos basados en la plataforma MEB. El objetivo que ha fijado Europa es de 95 gramos de CO2 por kilómetro.

Volkswagen beneficio septiembre

Volkswagen gana 11.154 M€ tras contrarrestar la polémica del software

Volkswagen ha obtenido un beneficio de 11.154 millones de euros durante los tres primeros trimestres de 2019, buena cifra para la compañía...

Por otro lado, Ulbrich aseguró que la compañía no tiene pensado “de momento” fabricar eléctricos en España, que ha quedado fuera de las primeras ocho localizaciones que han sido adjudicadas con modelos eléctricos. El consorcio alemán fabricará por ahora eléctricos en cuatro factorías alemanas, una checa, dos chinas y una estadounidense.

En la factoría de Zwickau, con una plantilla de unos 8.000 trabajadores y tras una inversión de 1.200 millones de euros, la multinacional germana producirá, desde 2021, hasta seis modelos basados en la plataforma MEB de las marcas Volkswagen, Audi y Seat. Hoy ha iniciado la fabricación del ID.3, con el que prevé “democratizar” la electromovilidad.

Por otro lado, el directivo de la corporación alemana también destacó la necesidad de que exista una mayor cooperación entre los gobiernos y la industria de automoción, en un contexto de transformación del sector.

También pidió que se impulse el despliegue de la infraestructura de recarga para eléctricos con el fin de hacer que la electromovilidad sea posible y celebró el hecho de que Alemania tenga previsto contar con un millón de postes de recarga públicos para 2030.

Finalmente, el responsable de Movilidad Eléctrica del grupo Volkswagen afirmó que la compañía baraja entrar en el negocio del ‘car sharing’ en España de la mano de Seat, que en febrero del año pasado se hizo con el 100% de la ‘startup’ de coche compartido Respiro.

VOLKSWAGEN INSISTE EN LOS ELÉCTRICOS PARA COMBATIR EL CAMBIO CLIMÁTICO

El consejero delegado del grupo Volkswagen, Herbert Diess, ha destacado que los vehículos eléctricos son la única opción de movilidad eficiente que puede desplegarse a gran escala a un “coste razonable” y que, por tanto, sin ellos no se podrá ganar la batalla contra el cambio climático.

“Los más de 100 de millones de automóviles de nuestras marcas solo representan el 1% de las emisiones globales de dióxido de carbono (CO2). Para 2050, seremos neutrales en carbono y ya para 2025, habremos reducido las emisiones de CO2 de nuestra flota en un 30%”, ha señalado Diess durante el acto del inicio de producción del eléctrico ID.3 en la factoría de Zwickau (Alemania).

El directivo, acompañado por la canciller alemana, Angela Merkel, ha destacado que se debe lograr cuanto antes el cambio a una movilidad eléctrica y que para ello es necesario que los usuarios tengan acceso a una “cantidad suficiente” de puntos de recarga. Alemania contará con un millón de puntos públicos para 2030.

“La pregunta ya no es si los vehículos eléctricos avanzarán, sino qué tan rápido lo lograrán y qué regiones. Debemos lograr que Alemania sea un mercado clave en la movilidad eléctrica”, ha indicado Diess, apuntando que este lunes se celebra en Berlín una importante cumbre del sector del automóvil alemán.

El consejero delegado del consorcio germano también ha resaltado que el ID.3 es el primer modelo 100% eléctrico que llega al mercado con una gran autonomía –hasta 550 kilómetros, dependiendo del tamaño de la batería– y con un precio similar al de un Golf diésel. En Alemania, tendrá un precio inferior a los 30.000 euros.

La transformación de la planta de Zwickau de un centro de fabricación de vehículos de combustión a uno de producción de eléctricos comenzó en 2018 y culminará en 2020. La compañía ha invertido 800 millones de euros hasta la fecha en este proceso, pero la cuantía total ascenderá a 1.200 millones.

En Zwickau, con una plantilla de unos 8.000 trabajadores, el grupo Volkswagen producirá, desde 2021, hasta seis modelos basados en la plataforma modular eléctrica MEB de las marcas Volkswagen, Audi y Seat, entre los que destaca el ‘el-Born’. La capacidad de producción aumentará de 300.000 a 330.000 unidades al año.

Al evento también han asistido el primer ministro de Sajonia, Michael Kretschmer; el responsable de Movilidad Eléctrica de Volkswagen, Thomas Ulbrich, y el presidente del comité de empresa de Volkswagen Sachsen, Jens Rothe.