La directora general de la marca Volkswagen en España, Laura Ros, ha asegurado que sería “nefasto” que no se modificase el impuesto de matriculación con la entrada de la nueva regulación de emisiones WLTP, ya que el 50% de los modelos que se venden en España se encarecerá por esta medida.

Así lo ha señalado Ros en la presentación del nuevo ID.3 100% eléctrico de Volkswagen, refiriéndose a que con la entrada en vigor el 1 de enero de 2021 de la nueva normativa WLTP, que es más estricta, serán muchos los vehículos que pasarán de un impuesto de matriculación del 0% a uno del 4,75%, ya que homologarán más emisiones de dióxido de carbono (CO2).

En este sentido, la directiva ha lamentado que en un contexto económico como el actual, marcado por la crisis del coronavirus, este encarecimiento de los vehículos tendría un impacto “muy grande”.

También ha señalado que un posible aumento de precios tendría que ser repercutido a los clientes, “lo cual haría que se contraiga aún más la demanda”, que ya se ha visto afectada por la situación sanitaria.

“Los fabricantes estamos promoviendo una propuesta para revisar de forma integral la fiscalidad del automóvil, que grave el uso y no la compra”, ha reivindicado Ros, en línea con marcas como Renault, que también han pedido recientemente un sistema fiscal similar.

HASTA 850.000 UNIDADES A CIERRE DE AÑO

A pesar de todo esto, la directora general de Volkswagen espera que el mercado español cierre 2020 con unas ventas totales de entre 800.000 y 850.000 unidades, lo que supondría una caída de entre un 30% y un 35% respecto a 2019, por lo que ha admitido que tras el estado de alarma las entregas de vehículos nuevos se han recuperado “por encima de las previsiones”.

Ros ha asegurado ser “optimista” aunque ha recordado que la “incertidumbre” de la evolución de la pandemia puede hacer variar las previsiones, como la situación que vive Madrid u otras ciudades españolas.

De cara a 2021, Volkswagen prevé que el mercado automovilístico nacional cierre por encima del millón de vehículos matriculados, todo en función de cómo avance la crisis sanitaria y la recuperación del sector turístico, ya que, ha recordado, el canal de ‘rent a car’ es “muy relevante” en el mercado español.

Aún así, Ros ha reivindicado que la marca Volkswagen lleva cuatro meses consecutivos siendo líder en el mercado nacional, con cuotas por encima del 8% y ha registrado una recuperación “muy positiva” y por encima de las expectativas gracias a la demanda embalsada y al cambio de preferencias de los clientes, que buscan una movilidad individual.

En cuanto a los modelos eléctricos, la directiva ha asegurado que a cierre de año tendrán una cuota cercana al 2%, mientras que la marca Volkswagen superará esa barrera y estará por encima de la media del mercado.