Volkswagen
El nuevo VW ID.3 está llamado a ser la referencia eléctrica del grupo alemán.

El 1 de enero de 2020 entró en vigor la nueva normativa europea sobre emisiones de CO2. Todos los fabricantes andan a la carrera para hacer números y presentar modelos con motores alternativos para evitar sanciones. De ellos, el grupo Volkswagen es el que puede sufrir mayores multas.

La Unión Europea fijó en 2014 una media de emisiones de CO2 de 95 gramos por kilómetro para cada marca a partir del 1 de enero de 2020. En caso de incumplimiento, asumirán sanciones de 95 euros por cada gramo de más emitido de CO2 a la atmósfera y coche matriculado. La Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles (ACEA) calcula que las multas rondarán los 2.000 euros por unidad.

La industria del automóvil se enfrenta a multas por valor de 34.000 millones de euros, según la estimación de la consultora especializada Jato publicados por Bloomberg. De esta cifra, el conglomerado alemán Volkswagen podría asumir casi la cuarta parte. En concreto, aproximadamente 9.000 millones de euros por los cálculos de emisiones emitidas en 2018. Al grupo alemán le siguen PSA Group y Fiat Chrysler Automobiles (FCA). Por su parte, BMW AG y Daimler AG también podrían ver una fuerte caída en sus beneficios debido a su gran dependencia que tiene de los SUV (con elevadas emisiones de CO2).

Volkswagen

VOLKSWAGEN INVIERTE 60.000 MLL

El grupo teutón lleva años trabajando en el desarrollo de motores alternativos. Recientemente anunció que en diciembre de 2019 entregó su Volkswagen electrificado número 250.000 en todo el mundo, después de la presentación en 2013 de su e-Up. Son muchos, pero solo en noviembre matriculó 586.400 vehículos, más del doble. Estas proporciones han de extenderse al resto de marcas de VW.

El responsable de Ventas, Marketing y Postventa de Volkswagen, Jürgen Stackmann, explicó que “con el vehículo electrificado número 250.000, la marca Volkswagen ha alcanzado un hito importante en el camino hacia la movilidad sin emisiones de carbono, especialmente los vehículos 100% eléctricos como nuestra nueva identidad”.

El grupo automovilístico Volkswagen ha aprobado un plan de inversiones en las áreas de hibridación, movilidad eléctrica y digitalización por importe de alrededor de 60.000 millones de euros en el período comprendido entre 2020 y 2024, según informó el pasado noviembre la empresa en un comunicado.

Volkswagen presentó y aprobó la estrategia Planning Round 68. Los 60.000 millones representan cerca del 40% de sus inversiones en propiedades, plantas, equipos y actividades de investigación y desarrollo, frente al 30% del plan inversor previo.

En el marco de este programa, la corporación con sede en Wolfsburg prevé que solo en movilidad eléctrica se concentre una inversión de 33.000 millones de euros durante el período comprendido entre los años 2020 y 2024.

La compañía también ha modificado sus planes para los próximos diez años, de manera que estima lanzar 75 nuevos modelos eléctricos y 60 híbridos de cara a 2029. Con una estimación de ventas en este marco temporal de vehículos electrificados de 26 millones de unidades, con seis millones de híbridos para 2029.

Ante este plan inversor, el presidente del grupo Volkswagen, Herbert Diess, aseguró que hibridación, electrificación y digitalización de la flota de la compañía serán áreas con cada vez mayor importancia en las que la empresa centrará sus esfuerzos. “En vista del deterioro de la situación económica, estamos trabajando también en el incremento de nuestra productividad, nuestra eficiencia y nuestra base de costes para asegurar que cumplimos nuestros objetivos”, subrayó el directivo. ¿Demasiado tarde?

Comentarios de Facebook