Vodafone

Los operadores de telefonía han recobrado su tradicional agitación comercial para aumentar su cartera de clientes. Tras el parón económico y sanitario provocado por el covid-19, las principales compañías empiezan a jugar sus cartas. Vodafone España se reafirma en su apuesta por la movilidad, y suma el mundo de los objetos conectados.

En concreto, la compañía dirigida por Antonio Coimbra ha transformado parte de su negocio conectado para particulares. Esta semana ha presentado Curve, un dispositivo IoT con localizador GPS que optimiza las soluciones que el operador rojo había lanzado al mercado hace unos años.

De hecho, fuentes conocedoras de la situación aseguran a MERCA2 que los anteriores dispositivos conectados de Vodafone, que estaban dentro de la serie ‘V by Vodafone’, que consistían en trakers para mascotas, localizadores de niños o videocámaras para el hogar, tuvieron un comportamiento comercial muy discreto. Por eso, en esta ocasión la compañía tiene la intención de introducir en sus tarifas de conectividad el nuevo Curve.

Así lo aseguró la directora de Productos y Servicios de Vodafone España, Blanca Echániz, durante la presentación del nuevo dispositivo. Por ahora se comercializa de forma paralela a los productos de telefonía (móvil y fija) de la compañía, pero Echániz matizó que la intención es asociarlo al conjunto de conectividad de la compañía. Es decir, que se añadirán a las tarifas convergentes como un servicio adicional.

Del mismo modo, la directiva de Vodafone puntualizó que habrá ofertas específicas de este producto en diferentes momentos del año, o cuando comercialmente pueda resultar un reclamo. El objetivo sería dar un empujón a este negocio que, ahora mismo, se encuentra sobre todo enfocado al segmento corporativo.

Una carrera que en estos momentos tiene a Telefónica y el propio Vodafone a pleno rendimiento para aumentar el número de líneas M2M, las relacionadas con el IoT. De hecho, Blanca Echániz confesó que la mayoría de clientes, de los 2,7 millones actuales, corresponden al segmento empresarial. Por lo tanto, el gran recorrido, y el que quiere impulsar el operador rojo pasa por el particular.

CLAVES DEL CURVE DE VODAFONE

Para conseguir estos objetivos, Curve será la pieza angular de la estrategia. Se trata del primero de una nueva familia de productos inteligentes ‘Designed & Connected by Vodafone’, que reflejan una nueva identidad creativa en cuanto a hardware, software y comunicación.

Dispone de un diseño innovador, es ligero y cuenta con una batería de hasta siete días de duración, un botón de aviso inmediato, y un accesorio tipo llavero para engancharlo a cualquier objeto. Además, es fácil configurar distintas zonas.  

El funcionamiento se basa en una Vodafone Smart SIM integrada, que ofrece conexión y roaming sin costes extras en toda la red global de Vodafone, una vez que los usuarios se suscriben a un plan de conectividad de SIM. Esto le permite a diferencia de los localizadores que solo funcionan por Bluetooth, utilizar cuatro tecnologías de localización diferentes (GPS, wifi, red móvil y Bluetooth) para ofrecer una conexión más fiable de los clientes con sus objetos favoritos.

La activación y el control de Curve se realizan desde una sola aplicación, Vodafone Smart App (disponible en Android e IOS). El dispositivo puede adquirirse desde esta semana en primicia en la eShop de Vodafone en dos colores. El precio en su lanzamiento es de 3€/mes en pago a plazos o 24€ + 2€ de suscripción mensual.

Comentarios de Facebook