Vodafone España sumó 518.165 líneas de ‘Internet de las Cosas’ (IoT) durante el último ejercicio fiscal, que concluyó el pasado 31 de marzo, hasta alcanzar más de 2,75 millones de líneas activas en España, lo que supone un incremento superior al 23% respecto al año anterior, según ha informado la operadora en un comunicado.

La compañía, que destaca que experimentó “un importante” crecimiento en el último trimestre de su ejercicio con 150.000 nuevas altas, afirma que estos datos la posicionan como operador líder del mercado IoT en España, con una cuota de mercado superior al 35%.

La empresa considera que este resultado es fruto, entre otros motivos, de la estrategia de diversificación de productos IoT que ha puesto en marcha Vodafone Business en los últimos años y que les ha llevado a proveer de soluciones adaptadas a diferentes sectores como sanidad, banca, agricultura, seguridad, turismo, automoción o incluso administraciones públicas.

En este sentido, detalla que banca y seguridad son los dos sectores con más crecimiento en número de conexiones en el último año en Vodafone Business, siendo el segmento de las compañías de seguridad las que acaparan el mayor número de conexiones IoT al incorporar esta tecnología en gran parte de sus soluciones de negocio como el servicio de alarmas.

Además, la tecnología NB-IoT (Narrow-Band o banda estrecha) es una de las que más ha crecido dentro del segmento IoT de Vodafone España gracias a los beneficios que esta tecnología aporta en soluciones de Smart Metering en contadores de agua o gas.

Por otro lado, Vodafone remarca que su tecnología IoT proporciona a sus clientes medios suficientes para reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), como refleja que el uso de algunas de sus soluciones por parte de los clientes ha evitado la emisión de 677.955 Toneladas de CO2 en España durante el último ejercicio fiscal, de acuerdo con el informe elaborado por Carbon Trust.

El director general de Vodafone Business en España, Daniel Jiménez, ha señalado que la compañía consideran que se ha superado la etapa de la conectividad, donde IoT significaba ‘Internet de las Cosas’, y se está en una donde IoT ya representa ‘Internet de las Cosas Inteligentes’, “una evolución hacia modelos de negocios soportados por redes inteligentes y basados en Inteligencia Artificial, termografía, modelos predictivos, coches autónomos, smart transport…”.

“Cada día, nos encontramos con más compañías que detectan nuevas necesidades en la sensórica de su negocio y quieren cambiar hacia modelos de Industria 4.0 que les ayudan a ser más eficientes y a tener más control sobre sus redes de conectividad”, ha remarcado.

Comentarios de Facebook