La rentabilidad bruta de la compra de una vivienda para ponerla en alquiler ha crecido durante el segundo trimestre del año hasta situarse en el 8,2%, según un estudio realizado por idealista.

En concreto, ha resaltado que, antes de la pandemia del coronavirus, esta tasa se situaba en el 7,6%. Idealista ha puesto en valor que la rentabilidad obtenida multiplica por 15, en el peor de los casos, las tasas que ofrecen los bonos del Estado a 10 años.

Teniendo en cuenta el tipo de producto, las oficinas se han mantenido en el segundo trimestre de 2020 como la inversión inmobiliaria más rentable.

De hecho, comprar una oficina en España para alquilarla ofrece una rentabilidad bruta del 10,9%, frente al 9,6% que se daba hace tres meses. Por su parte, los locales ofrecen un rendimiento del 9,3% y los garajes del 7,6%.

Entre las capitales españolas, Lleida se ha situado a la cabeza al tener la rentabilidad de vivienda más alta entre abril y junio(8,7%). Por detrás, le siguen Murcia (8,1%), Huelva (7,3%), Castellón de la Plana y Santa Cruz de Tenerife (7% en ambos casos).

Por el contrario, las rentabilidades de vivienda más bajas de España se dieron en San Sebastián (3,6%), A Coruña (4,6%), Palma y Cádiz (4,7% en ambas).

Respecto a los locales comerciales, el mayor retorno se ha registrado en Oviedo (10,7%), Ávila y Huelva (9,9% en ambos), mientras que en esta categoría Segovia (5,9%), Jaén (6,1%) y A Coruña (6,9%) han destacado por ser las que menos rentabilidad de locales tiene.

Sevilla (12,2%), Lugo (11,9%) y Toledo (9,7%) son las que tienen un mayor retorno en el caso de las oficinas, mientras que A Coruña (5,6%) y Murcia (5,9%) son las que menos.

Por último, los garajes son, según idealista, “el producto menos rentable para el inversor. Aún así, las mayores rentabilidades se obtienen en Murcia (9%), Castellón (7,8%) y Ávila (7,5%) y las que menos en Salamanca (2,6%) y Ourense (3,2%).

Comentarios de Facebook