Mauricio Sabater, director general en España de Virtuo.

Virtuo es una startup con origen francés y que acaba de llegar a España (en concreto a Madrid y Barcelona) ofreciéndose como una alternativa a las empresas tradiciones de alquiler de coche a través de una aplicación móvil y con un proceso 100% online. Lo que ahorra al cliente “pasar por oficina, las colas y el papeleo”. Así lo explica Mauricio Sabater, director general en España de Virtuo en una entrevista con MERCA2.

Su valor añadido “además de la digitalización” es que el usuario elige el coche que quiere, aunque actualmente solo disponen de una gama Premium formada por el Mercedes-Benz Clase C y GLA, que son “los que más se venden en Europa”.

2gether: la fintech para pagar con criptos que impulsa Mercadona

2gether es una fintech española fundada por Salvador Casquero y Luis Estrada en enero de 2019 y desde abril opera en los 19 países...

Virtuo nació en Francia (en 2015) de la mano de Karim Kaddoura y Thibault Chassagne. Según cuenta Sabater, sus fundadores que ya han creado varias startups se definen como ávidos viajeros que por temas de negocios, siempre necesitaban alquilar coches. Fue aquí cuando se dieron cuenta de los muchos problemas que había por solucionar y que llevaba estancado muchos años.

La industria tiene “bastantes detractores” y se mide en datos. Según sus cifras, solo un 30% de los players tradicionales tienen opiniones positivas, mientras que el 70% restante o no contesta o es detractor.

Detectaron entonces que en los últimos años habían nacido muchas empresas de movilidad en el ámbito urbano: patinetes, coches, bicis.. pero todo enfocado a la movilidad de corta distancia (menos de 100km). Y entonces crearon una alternativa al vehículo en propiedad, que a su vez fuera contra el tradicional rent-a-car.

¿CÓMO FUNCIONA?

Virtuo ha llevado todo el proceso al mundo digital. Por una parte, han creado una red de parkings y por otra, una aplicación móvil. El cliente tiene que registrarse en la App e introducir documentación como el DNI o el carné de conducir. Y después hacerse ‘un selfi’.

Desde la App se encargan de hacer un estudio biométrico. “Trabajamos con un organismo certificado que nos da información sobre el cliente, por ejemplo, si sus datos son auténticos o no” y después verifican manualmente uno a uno. Además, H¡hay un equipo en París que se encarga de validar cuentas en menos de 4 horas y si detecta “algo raro” piden más documentos.

El objetivo es que una vez que el cliente esté registrado (solo lo hará una vez) pueda reservar un coche en cuestión de minutos y “salir de la ciudad de manera rápida”. Sus vehículos se encuentran en parkings repartidos por distintas ciudades. Y el usuario sabe mediante la aplicación el que plaza se encuentra.

UNA LLAVE DIGITAL Y TRANFERIBLE

Estos coches no disponen de una llave física. Al usuario se le da acceso a una llave digital que se pueden transferir a un segundo conductor por si el usuario se queda sin batería o sufre cualquier incidencia. Una vez allí “lo primero que hay que hacer es validar que el vehículo no tiene ningún rasguño y si lo tiene, notificarlo” detalla  Mauricio Sabater.

Actualmente solo se puede recoger y devolver el vehículo en su estación de origen y en este sentido saben que tienen “un caso por solucionar”. Si bien, los usuarios demandan que puedan alquilar en la ciudad y después devolverlo en el aeropuerto o viceversa.

Para poder alquilar un vehículo a través de Virtuo, hay que ser mayor de 21 años. El precio medio entre semana es de 60 euros y si son varios días, el precio baja a 30. Y la posibilidad de alquiler es de 1 a 28 días. Y ofrecen distintos tipos de seguro a través de AXA.

500.000 USUARIOS

Virtuo está presentes en 15 ciudades europeas y tiene una flota de 3.000 vehículos. Actualmente, cuentan con más de 500.000 usuarios en Europa y en concreto, en España desde el lanzamiento cuentan con 30.000 descargas y 20.000 usuarios inscritos.

Tras su nacimiento en Francia hace cuatro años, dieron el salto a Bélgica un año más tarde y el desde 2018 se encuentran también en Inglaterra. 2019 ha sido el año elegido para su inmersión en España. En verano aterrizaron en Barcelona y desde septiembre ya se puede alquilar en Madrid.

El futuro pasa por ser competencia en el mercado urbano de los actuales players y “atacar” el segmento del vehículo en propiedad. Respecto a la expansión, Sabater dice que “hacen ojitos” a Valencia. Y para más adelante miran a Estados Unidos.

Para desarrollar el negocio, Virtuo ha recibido varias rondas de financiación. La última de 22 millones de euros, que se suman a una anterior de 8 y otra de 2 millones.