El problema que tienen muchos famosos es el de pecar de confiados como le sucedió a Violeta Mangriñán. Cuando tienes dinero y fama lo que se suele acercar en la mayoría de las ocasiones son rémoras que quieren garrapiñar algo de la persona en concreto.

Son muchas las veces que vemos que han estafado a una cara conocida. Cuando tienes dinero siempre existe la duda de si administrarlo tú mismo o contratar los servicios de un profesional. Los mismos que en demasiadas ocasiones se ven tentados por la gallina de huevos de oro y meten la mano donde no deben.

Otro caso de los que veremos a continuación es el los progenitores o cónyuges que abusan de la confianza que se les da y administran los bienes como si fuesen propios sin ningún tipo de miramiento. Es triste que estas cosas sigan sucediendo hoy en día, pero así es.

Santi Rodríguez

Santi Rodríguez

Una de las mayores estafas que se les han hecho a los famosos y que deja la de Violeta Mangriñán en pañales es la del conocido Paco Sanz. El hombre de los dos mil tumores y una enfermedad extraña.

Santi Rodríguez organizó una recaudación de fondos para el “enfermo” en Valencia llegando a poner incluso dinero de su propio bolsillo. Al igual que él José Mota, Javier Cárdenas, Dani Mateo, Risto Mejide, Dani Martínez, Jorge Javier Vázquez o Pedro García Aguado entre otros famosos.

Paco Sanz ayudado por sus padres llegó a estafar a más de 350 mil euros a más de catorce mil personas durante nueve años. La enfermedad que decía padecer, el síndrome de Cowden, que pese a ser de las raras no es mortal. De ahí el invento de los tumores y la necesidad de dinero.

Fue detenido por presunta estada y delitos de blanqueo de capitales y apropiación indebida.

Comentarios de Facebook