Rioja Alavesa

Vuelve la sensatez a Rioja Alavesa. Un total de 54 miembros de la Asociación de Bodegas de Rioja Alavesa (ABRA) han votado a favor de mantener el apellido de la comarca tras el polémico cambio por el que la entidad pasó a denominarse Asociación de Bodegas de Euskadi (ABE) con el objetivo de buscar, entre otras cosas, una mayor proyección internacional. Un sinsentido para muchos que levantó un enorme revuelo en la comarca.

La asociación se reunió el 15 de abril en Asamblea General para aprobar los nuevos estatutos que incorpora el cambio del ámbito de actuación abriéndose a todo el territorio vitivinícola del País Vasco. Y aquí es donde surge uno de los mayores problemas. La decisión se tomó con un quorum muy bajo: 12 votos a favor, seis abstenciones y dos en contra. Solo acudieron 20 bodegas de las cerca de 120 que forman parte de la asociación.

La polémica que levantó esta decisión obligó a convocar una nueva asamblea para votar. Y con la nueva postura se ha abierto una brecha interna en la asociación. De las 120 bodegas que forman parte de ABRA, 54 votaron no cambiar el nombre, mientras que 19 socios se mostraron a favor de mantener la nueva denominación de Bodegas de Euskadi y tres de abstuvieron.

Así es el reclamo de Freixenet para ‘millennials’

Famoso por sus cavas, en los últimos años Freixenet ha decidido innovar en busca de nuevos públicos en el mercado español. Del...

Pero la cosa no queda aquí, sino que 40 bodegas presentaron un escrito en el que solicitaron que en el plazo máximo de un mes se vuelva a convocar otra asamblea con el fin de revocar a la actual junta directiva y convocar elecciones extraordinarias, según explican medios locales de La Rioja.

ABRA no ha respondido a las preguntas de MERCA2 para conocer las razones verdaderas por las que trataron de cambiar el nombre hace casi dos meses. Así que nos remitimos al comunicado de abril, en el que aseguraba que la “Rioja Alavesa y su sector vitivinícola ganará así más peso e identidad. Es este un espaldarazo al reconocimiento local, más visibilidad a nivel estatal y con una mayor proyección internacional”. Sin embargo, esta postura rompe con la identidad geográfica de la zona, por un lado; mientras que, por otro, pierde la fuerza y el peso del apellido Rioja Alavesa.

Un total de 54 miembros de la Asociación de Bodegas de Rioja Alavesa (ABRA) han votado a favor de mantener el apellido de la comarca

Este movimiento, por tanto, se encontró con el rechazó de muchos de sus socios que amenazaron con abandonar la asociación. Incluso el Gobierno vasco no entendió la decisión, solo apoyada por grupos políticos como Bildu por motivaciones nacionalistas.

PROBLEMAS CON LA RIOJA DESDE HACE AÑOS

Al parecer, detrás del intento de cambio de denominación también se escondería un sentimiento nacionalista que busca la escisión la Rioja. Hace unos años, algunas de estas bodegas solicitaron al Gobierno Vasco la creación de una DOP propia denominada Viñedos de Álava. Sin embargo, la idea no llegó a cuajar. No obstante, el sentimiento seguía latente y se ha demostrado con la brecha que se produce en la asociación.

ABRA participa en el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Calificada (DOC) Rioja como parte de la rama comercial, con una representatividad del 4% en este sector (en función de los litros comercializados) y un vocal. Como comarca de Álava, Rioja Alavesa forma parte de las DOC Rioja con 13.389 hectáreas junto con Rioja Alta (27.347 has.) y Rioja Oriental (24.590 has.). En total, 65.326 hectáreas de viñedo protegidas por la Denominación Rioja.