Asia

De récord. Así caben calificar las ventas de vino español allende los mares. Según el Observatorio Español de los Mercados del Vino (OEMV), fueron de 3.290 millones de euros en 2018, un 2,8% superior a las cosechadas un año antes. El ‘culpable’ no fue otro que el aumento, en un 16%, del precio medio (1,29 euros). Sin embargo, en volumen, las ventas cayeron un 11,4% (25,4 millones de hectolitros). Como suele decirse, la ‘alegría va por barrios’. Y Asia ha presentado las mismas luces que sombras.

En el lado positivo de la balanza, de los diez mercados principales, sólo uno de ellos, en concreto, Singapur, compró más barato respecto al año anterior. Los nueve restantes lo hicieron a un precio mayor. ¿Cuál fue el precio medio? 2,20 euros por litro, por tanto, un 40% más. Esta cifra no se conseguía desde el año 2013.

La mayor competencia de Australia y Chile en China han hundido las ventas de vinos españoles en el continente

Se trata de un precio por encima de la media española por la sencilla razón de que el mercado asiático suele decantarse más por los vinos de mayor valor añadido, como los espumosos y los vinos tranquilos con denominación de origen.

Con estos antecedentes, quien más, quien menos, podría pensar que la facturación se habría disparado, pero no es así. Y ahí entran en juego otras variables. Para empezar, la facturación cayó un 11%, para situarse en 290 millones de euros. Y el culpable no fue otro que China. Al contrario que en otros países, el consumidor chino prefiere el denominado como vino a granel. Y sus compras se precipitaron… ¡un 85%! Fueron Australia y Chile quienes ‘robaron’ cuota de mercado a España. En total, España exportó a 36 países en Asia.

LATINOAMÉRICA NO ES ASIA

Frente al sabor agridulce dejado por Asia, Latinoamérica siguió con su ascenso imparable, según OEMV. Repasemos los datos: pese a que el volumen fue el más alto nunca alcanzado, cayó un 9% respecto a 2017, año en el que las ventas de granel a Argentina llegaron a cotas nunca vistas.

La facturación se acercó a los 150 millones de euros (nuevo récord), siendo el noveno año consecutivo de crecimiento. En la zona, los preferidos son los vinos tranquilos con denominación de origen y los espumosos, que representan el 75% de la facturación total. Ambos crecieron en 2018. Por países, México ganó cuota como primer mercado en valor, las ventas a Ecuador se duplicaron, la República Dominicana también tuvo un buen comportamiento, pero Argentina y Chile, donde las ventas a granel predominan, cayeron en sus guarismos.

Emilio Moro

Las bodegas de Ribera del Duero se ahogan en guerras familiares

Tradición, amor por el vino y un oficio que pasa de generación en generación hasta convertirse en un modo de vida. Estas tres características...

Por último, las ventas al continente africano se situaron en 91,6 millones de euros (un 5,8% más que en 2018). Y eso que, en volumen, se produjo un descenso del 15%. El podio de países amantes de los vinos españoles lo encabeza Costa de Marfil, seguido de Nigeria y Marruecos (estos dos últimos fueron los únicos que crecieron en volumen entre los 12 primeros). El precio medio fue el más alto de la historia (0,83 céntimos por litro), y más del 90% exportado fueron vinos sin ningún tipo de indicación.