viesgo-denuncia-convenio-edp

Se aproxima la fecha en la que se hará efectiva la compra de Viesgo por parte de EDP -en diciembre, según lo previsto-, y tal y como ha podido saber MERCA2, los trabajadores de Viesgo han denunciado el convenio colectivo, en previsión de que lo hiciera la propia empresa. El movimiento, a la postre, viene a allanar el camino y a facilitar la llegada de EDP que pasará a controlar, en un par de meses, la empresa cántabra. Ambas crearán además una sociedad conjunta en la que EDP tendrá el 75,1% y Macquarie el resto.

Al fin y al cabo, liberar el convenio colectivo que rige las condiciones de trabajo y de productividad de la plantilla de Viesgo, amplía el margen de maniobra de EDP en el camino de una negociación sin interferencias previas. Además, el convenio colectivo de Viesgo vencía el próximo 31 de diciembre, mientras que a EDP España le quedan cinco años de convenio en vigor.

De los 1.100 trabajadores de EDP en nuestro país, casi el 60%, unos 600 empleados, trabajan en generación, distribución y sucursal en Asturias. De hecho, la adquisición de Viesgo permitirá a la multinacional portuguesa controlar “prácticamente” el 100% de la distribución en Asturias y sumar 70 megavatios de potencia a la capacidad de generación energética que ya tenía en la región.

En el caso de Viesgo estaríamos hablando de una plantilla afectada por la operación de compra de unas 600 personas, si bien es cierto que la cifra contempla un excedente de 130 trabajadores por el próximo cierre de las dos térmicas de la cántabra.

En paralelo a los movimientos internos de Viesgo a los que ha tenido acceso MERCA2, se mantienen los contactos entre las secciones sindicales de UGT Viesgo y UGT EDP -sindicato mayoritario en ambos casos- para avanzar en el acoplamiento de ambas energéticas, antes de elevar las conclusiones para un posterior análisis de la directiva. En esta tercera reunión mantenida por los representantes de los trabajadores se ha puesto el foco en la distribución.

A este encuentro, la primera sesión de las monográficas programadas, le seguirán otros enfocados a la generación y a abordar la sección de sucursales. En la reunión celebrada este miércoles, los representantes de los trabajadores de una y otra empresa han abordado la futura división de distribución, poniendo sobre la mesa “coincidencias y discrepancias” y, sobre todo, fórmulas viables de “entroncar” ambas secciones. En este sentido, Viesgo apuesta por una reorganización.

La representación social de las empresas anuncia una próxima reunión en un mes para comparar y acercar posiciones en el ámbito de la generación. En esta convocatoria los representantes sindicales plantearán el futuro de los activos transferidos en generación renovable y dos centrales de generación térmica -Puente Nuevo y Los Barrios-, en proceso de desmantelamiento con el cierre previsto antes de 2021 y con casi 1 GW de potenciales derechos de acceso a la red.

Para ambas centrales de carbón, Viesgo está diseñando planes de reindustrialización y recolocación de los trabajadores. En estos casos, el cierre no afecta tanto a los trabajadores de Viesgo como a las empresas auxiliares. La situación en este sentido se presenta más compleja.

INQUIETUD ANTE POSIBLES “DUPLICIDADES”

Entre las cuestiones que más preocupan a la hora de acoplar ambas plantillas, el punto de partida es la diferente configuración de las empresas: una multinacional y otra mucho más pequeña. Pero las diferencias trascienden a la mera dimensión empresarial.

edp-termicas-carbon

EDP toma la delantera: llega al cierre del carbón con los deberes hechos

Si bien EDP no forma parte del acuerdo triparto por la transición justa entre las propietarias de centrales térmicas en proceso de...

Pese a la incertidumbre propia de una operación empresarial de este calado, derivada de los obstáculos y ajustes lógicos en la parte laboral, del lado de los trabajadores la noticia se considera positiva y se acoge con optimismo.

De puertas para adentro, el proceso de cambio no se vive con la misma intensidad en Viesgo que en EDP. En la eléctrica cántabra la inquietud es mayor. Las principales dudas las suscita la posibilidad de que se produzcan “duplicidades”, según ha podido saber MERCA2. Un factor más de incertidumbre que se suma a la preocupación “normal” de los trabajadores de una empresa en proceso de cambio.

En definitiva, la transacción empresarial conlleva maniobras societarias que observan con especial interés los trabajadores de la eléctrica cántabra. Por lo pronto, las secciones sindicales tienen previstas nuevas reuniones monográficas en la segunda quincena de septiembre. El proceso de compra sigue así su curso en los plazos previstos.