Food Bus de Viena Capellanes instalado en Ifema.

El Grupo Viena Capellanes, hosteleros desde 1873, ha querido sumarse a la oleada de solidaridad que envuelve a España ante el Estado de alarma por la pandemia del coronavirus. Entre sus iniciativas destaca el Food Bus que ha situado en la plaza central de Feria de Madrid Ifema, donde ofrecen comida y bebida gratuita a sanitarios y Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.

Para sufragar esta iniciativa, recaudan fondos a través de su web y, tanto empresas como particulares, están aportando donativos para que los “héroes de Ifema”, como les denominan desde Viena Capellanes, puedan seguir realizando su ardua labor.

“Nos encontramos, como casi todas las empresas españolas, con que prácticamente de un día para otro se paralizó la mayor parte de nuestra actividad, de repente y sin previo aviso. Nuestra forma de reaccionar desde el primer día, y una vez superado el bloqueo inicial, fue poniéndonos a ayudar”, explica el director general del Grupo Viena Capellanes, Antonio Lence.

En declaraciones a MERCA2, Lence destaca que la primera iniciativa que llevaron a cabo tras decretarse el cierre de locales y comercios no esenciales fue donar toda la comida que ya tenían preparada a comedores sociales, “para que pudieran aprovecharla en esta complicada situación”.

VIENA AL SERVICIO DE LA CRISIS SANITARIA

Por otro lado, Viena Capellanes ha ofrecido su infraestructura y personal, tanto a la Comunidad de Madrid como al Ayuntamiento, para ayudar a los más necesitados. De este modo, elabora más de 300 menús diarios y los reparte en el comedor de la Orden de Malta, “una iniciativa que costea nuestro cliente Vodafone, para ayudarnos a nosotros y a los menos favorecidos en esta situación”, afirma.

Además, esta compañía de hosteleros artesanos también participa en un operativo de la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid, elaborando y repartiendo 801 menús infantiles diarios por 74 pueblos de la periferia de la Comunidad, para niños con beca de comedor procedentes de familias que perciben la Renta Mínima de Inserción (RMI).

La Consejería se puso en contacto con Viena Capellanes ya que, tras el cierre de los comedores escolares, y debido a la dificultad logística de dicho reparto, no era posible organizarlo desde los propios centros escolares y les pidieron que lo realizasen ellos. En total, han creado 6 rutas de reparto y recorren más de 1.300 kilómetros diarios. En estos menús incluyen “pequeñas sorpresas” para los más pequeños, como dibujos o recortables, y los viernes les obsequian con un postre “especial”.

Otra de sus iniciativas es el reparto diario de sus famosos sándwiches Viena y bollería artesana por distintos hospitales. Es el caso del Hospital de La Princesa (800 sándwiches), Hospital Gregorio Marañón (350 piezas de bollería Viena), Hospital La Paz (200 bollos y 200 piezas de fruta). Pero también reparten a la Unidad Militar de Emergencias (UME), en su base de Torrejón de Ardoz, una variedad de 1.200 unidades, entre sándwiches, dulces y zumos, entre otros.

FOOD BUS, POR CASUALIDAD

El director del Grupo Viena Capellanes explica que la iniciativa de colocar el autobús en las instalaciones de Ifema fue casual. “El domingo 22 empezó a funcionar el hospital de campaña de Ifema y Miguel Ángel, uno de los miembros del equipo del SAMUR con los que colaboramos habitualmente, nos pidió ayuda para conseguir una cafetera industrial”.

De este modo, en vez de prestarles una cafetera decidieron montarles una cafetería, y en menos de 24 horas ya estaban instalados en la plaza central de Ifema, donde ofrecen comida y bebida gratis a todo el personal que trabaja en el hospital de campaña.

“Estos héroes de Ifema no sólo necesitan café, lo que necesitan es cariño y consuelo durante sus escasos tiempos de descanso, para seguir en su incansable lucha por salvar vidas de esta terrible pandemia”, destaca Antonio Lence.

Pero no es la primera vez que Viena Capellanes refuerza la primera línea de batalla para apoyarles en esos duros momentos. También se puso al servicio del SAMUR y los sanitarios durante el operativo de los atentados del 11 de marzo de 2004, que tuvieron lugar en varias estaciones de Renfe en la Comunidad de Madrid.

El director general del Grupo Viena Capellanes asegura que estas iniciativas las pueden llevar a cabo gracias al apoyo de “nuestros trabajadores, que es el activo más importante que tenemos: Viena son las personas”.

E insiste en que han movilizado “todos los recursos a nuestro alcance para poder prestar este servicio gratuitamente. Pero como solos no podemos mantener este esfuerzo, decidimos pedir ayuda a amigos, familiares, clientes, proveedores y empresas en general” y añade que “con la iniciativa #lasolidaridadescontagiosa, estamos desbordados de muestras de cariño”.

Comentarios de Facebook