Vidrala Headquarters

Vidrala ha formalizado la venta de su actividad de fabricación de envases de vidrio en Ghlin (Bélgica) al grupo francés Saverglass, según ha informado la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La transacción -cifrada en dos euros- supone además que Vidrala conserve la propiedad de todo el producto terminado fabricado en la planta hasta la fecha de cierre, así como de algunos otros elementos productivos, como moldes utilizables en otras plantas del grupo.

Asimismo, incluye la formalización de un acuerdo de suministro en virtud del cual Vidrala adquirirá parte de la producción de la referida planta belga, durante un período de cinco años, garantizando de esta forma el servicio al cliente a medida que se desarrolla el plan inversor para el reemplazo de capacidades productivas actualmente en marcha dentro del grupo.

El impacto final de la transacción en el resultado consolidado de la sociedad se detallará, según Vidrala, en los estados financieros correspondientes al ejercicio 2019. De manera preliminar, se estima que la transacción genere una pérdida no operativa por enajenación de activos de aproximadamente 5 millones de euros.

La venta de la actividad manufacturera en Bélgica se enmarca en la estrategia de Vidrala de focalizarse en centros productivos que sean competitivos y estratégicos asegurando una óptima asignación de capital a lo largo del negocio.

La desinversión permitirá la ejecución de los proyectos de inversión que han sido selectivamente definidos con el firme objetivo de optimizar el servicio al cliente y de acuerdo con la marcada ambición industrial de largo plazo del grupo.

ACCIONA, SUMINISTRADOR DE ENERGÍA VERDE DE VIDRALA

Por otro lado, hace poco más de una semana Vidrala anunciaba que había alcanzado un acuerdo con Acciona para abastaecerse de energía eléctrica de origen renovable, en las dos plantas de fabricación de envases de vidrio con que cuenta en Portugal durante el año 2020, por un volumen estimado en más de 173 gigavatios hora (GWh).

La energía suministrada irá destinada a cubrir el consumo eléctrico de las plantas Gallo Vidro y SB Vidros que Vidrala opera en la localidad portuguesa de Marinha Grande. Todo el suministro energético será 100% de origen renovable, lo que evitará la emisión a la atmósfera de unas 60.000 toneladas de CO2 durante la vigencia del contrato.

“Agradecemos la confianza que Vidrala, a quien hemos venido suministrando desde julio de 2018, ha depositado en Acciona al incrementar el volumen de energía contratado y estamos encantados de contribuir al cumplimiento de los objetivos de sostenibilidad de nuestro cliente, reduciendo su huella de carbono energética” ha declarado Santiago Gómez Ramos, director de Gestión de la Energía de Acciona.