Victoria's Secret

La firma de lencería Victoria´s Secret no pasa por su mejor momento. La conocida marca, que consiguió reunir a las mejores modelos entre sus filas, y cuyas prendas eran objeto de deseo, sufre una de sus peores crisis. Pero, ¿qué es lo que le está pasando a la compañía fundada por el Roy Raymond?

La historia de Victoria´s Secret se remonta a 1977. Este empresario estadounidense, lo pasó realmente mal a la hora de comprar ropa interior a su mujer. Y se dio cuenta que hacía falta un lugar en el que los hombres estuvieran cómodos comprando lencerías. Sí, una tienda de ropa íntima para mujer dirigida al público masculino.

Angel de Victoria's Secret

El éxito de Victoria´s Secret era arrollador: sus ventas superaban los mil millones de dólares

La idea de Roy Raymond no era mala. Además, el nombre de Victoria´s Secret viene de la época victoriana. Este empresario quería evocar la decencia y el respeto asociado a esta época. Y, aunque al principio fue realmente bien, consiguiendo 4 millones de dólares en ventas, la pésima gestión hizo que estuviera a punto de declararse en bancarrota.

Hasta que apareció Les Wexner. Un empresario especializado en el comercio minorista que catapultó a la firma de lencería femenina a lo más alto. Cambió la idea, haciendo que Victoria´s Secret fuera una tienda para mujeres. Se encargaba personalmente de estudiar el mercado europeo, para traer las mejores prendas. Y, creó una marca low cost basada en La Perla, firma de moda femenina de lujo en Europa. Y le funcionó a las mil maravillas.

Victoria´s Secret consiguió convertirse en 1990 en el mayor minorista de lencería en Estados Unidos, alcanzando las 350 tiendas a nivel mundial y unos beneficios que superaban los 1.000 millones de dólares anuales. Y, en 1995, creó su conocido desfile. Año tras año, posaban las mejores modelos de de talla internacional con las prendas de la firma de lencería americana. Los beneficios no paraban de crecer.

Es un hecho que Wexner era un visionario. Al punto de que, en 1999 retransmitió el desfile de Victoria´s Secret por Internet. 1.5 millones de espectadores intentaron seguirlo, pero la web se colapsó. Cabe recordar que hace 28 años no había fibra óptica como ahora. Y conseguir que millón y medio de personas quieran ver tu desfile, es un detalle a tener en cuenta.

Modelos de lencería Victoria's secret

Todos los productos de la firma de lencería eran un verdadero éxito

Todo lo que tocaba Victoria´s Secret, lo convertía en oro: prendas como Miracle Bra y Body by Victoria eran un verdadero éxito en ventas, al estilizar la figura y conseguir aumentar la talla de pecho. El lujo comenzó a instaurarse en la pasarela anual. Como muestra, el Fantasy Bra que lució Gisele Bündchen, valorado en 15 millones de dólares.

Pasaron los años y Victoria´s Secret seguía siendo un éxito en el mercado. Y ese es un gran problema para las grandes compañías. Si no tienes competencia, te confías. Y cuando comenzaron a llegar los sujetadores deportivos y acolchados con relleno, no respondió a tiempo.

Al punto de que, entre 2015 y 2018, las ventas comenzaron a caer en picado. Durante este periodo, otras firmas de lencería comenzaron a aparecer. Sus prendas ofrecían mejor calidad que las de Victoria´s Secret, y a menor precio. Intentaron remontar reduciendo precios, pero el daño ya estaba hecho.

¿Volverá a ser lo que era?

En 2018, el movimiento #Metoo atacó al desfile de Victoria´s Secret. ¿El motivo? Estaba anticuado. Y la crítica se cebó con él. Más teniendo en cuenta las polémicas declaraciones del CEO de la compañía. Y es que, al “bueno” de Ed Razek no se le ocurrió otra cosa que decir que los transexuales no tenían cabida en su desfile.

Victoria's Secret

Victoria’s Secret vs. Intimissimi: los ángeles se estrellan en el ‘backstage’

Mientras Victoria's Secret vende menos, Intimissimi factura más. La firma estadounidense lleva años de ralentización. Este año sus ventas han caído

Pidió perdón por esas palabras, pero el daño ya estaba hecho. Y, un año después, Victoria’s Secret ha cancelado su desfile anual por dos motivos: las pésimas ventas y el movimiento #Metoo. ¿Tiene futuro esta firma de lencería? ¿O ya es demasiado tarde para ella?