Los últimos momentos del Vicente Calderón: adiós al templo rojiblanco


Fue en octubre de 1966 cuando se inauguró el Estadio del Manzanares. Posteriormente rebautizado como Vicente Calderón, casi 54 años después está a punto de desaparecer por completo. El derribo será total dentro de unos pocos días.

Una obra de demolición que ha dado como resultado más de 62.500 toneladas de escombros y diferentes tipos de materiales. La mayoría de los materiales pétreos serán reutilizados en los trabajos de urbanización. El proyecto ‘Nuevo Mahou-Calderón’ incluirá viviendas, zonas verdes y usos terciarios.

En total, la superficie que se verá afectada será de 193.804 metros cuadrados. Y se estima que la fase de ejecución de las obras dure algo menos de tres años. La superficie edificable será de 132.000 metros cuadrados, de los que un 10% se destinará a vivienda pública (unas 1.300 viviendas).  Las zonas verdes serán 73.000 m2 y, los equipamientos, 13.4000 m2.

Comentarios de Facebook