Imserso

Un total de 900.000 plazas, 350 hoteles y 12.000 empleos. Eso es lo que grosso modo se juegan las empresas participantes, el Gobierno y los usuarios tras el recurso de los hoteleros a los pliegos del Imserso. Un recurso que junto con las amenazas de Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat) ponen en duda el inicio de estos viajes. Pero, ¿hay vida más allá de estos viajes subvencionados?

Que no cunda el pánico porque jubilados y pensionistas pueden disfrutar de una amplia oferta de viajes destinados a mayores de 60 años. Entes públicos y privados conforman una oferta conjunta o por separado que permite a este tipo de viajeros disfrutar de vacaciones. Curiosamente, detrás de muchos de estos programas están las empresas privadas, algunas de las cuales también participan en los viajes del Imserso.

La amenaza de los hoteles a no participar en el programa del Imserso abre la puerta a buscar otras alternativas, como las que ofrecen las comunidades o empresas privadas

Basta un par de ejemplos para constatar las múltiples alternativas que recorren la geografía española. Justo antes de que salieran los pliegos del Imserso, la Comunidad de Madrid lanzó su programa de ‘Rutas Culturales’ dirigido a personas mayores de 60 años residentes en la región. Se ofertan 235.000 plazas repartidas en 680 rutas: 168 nacionales, 298 internacionales, 152 de largo recorrido, 26 ciudades internacionales, así como 36 cruceros.

El programa lo gestionan ocho empresas distintas, cada una con un programa diferente (B The Travel Brand, Caminos 6.0, Halcón Viajes, IAG7 Viajes, Nautalia, Viajes CEMO, Viajes Cibeles y Viajes el Corte Inglés).

Y una de las comunidades más envejecidas de España, Castilla y León, comercializa cada año el programa de Viajes del Club de los 60 destinados a las personas mayores. A principio de año lanzó tres programas: ‘Programa General’, ‘Ruta 60’ y ‘Viajes Para Todos’. Juntos ofrecen una oferta de 34 destinos. El órgano gestor en este caso son los Servicios Sociales de Castilla y León y la adjudicación de los destinos y servicios se realiza mediante sorteo.

Deliveroo

Glovo y Deliveroo defienden las bondades de ser ‘riders’ en plena batalla legal

Varias sentencias a favor y en contra con algún que otro aplazamiento judicial. Y una especie de limbo laboral que deja en tierra de...

Cabe recordar que el Programa del Imserso está parcialmente subvencionado. Según los últimos pliegos publicados el pasado 12 de abril (los impugnados por los hoteleros), el valor estimado del contrato asciende a 1.142.365.995,76 euros (IVA excluido). Esta cifra incluye tanto la aportación del Imserso (20,39%) y la de los beneficiarios (79,61%) durante las dos temporadas, así como una posible prórroga por otras dos. 

En el caso de estos viajes, los precios suelen ser más elevados que los del Imserso, pero más baratos que los que se ofertan al resto de público. Y la gran mayoría de ellos son para residentes en la comunidad que los saca a la venta y cuya condición principal es ser mayor de 60 años.

LAS AGENCIAS DE VIAJES CUENTAN CON PROGRAMAS PROPIOS

Más allá de la oferta de cada comunidad, las agencias españolas han sabido sacar tajada de los viajes a los mayores añadiendo siempre una oferta complementaria en sus catálogos del año. Teniendo en cuenta que la población española tiende al envejecimiento, el negocio está asegurado.

Tal es así que hace cinco años El Corte Inglés resucitó la marca Club de Vacaciones con el objetivo de operar como turoperador independiente a través de todas las agencias de viajes. Viajes Carrefour y agencias online como viajerosonline.org también tienen sus programas para mayores de 60 años; mientras que otras como Nautalia bajan a 55 años la edad para disfrutar de algunas ofertas.

LA OFERTA TRAMPA

España es un país con mucha picaresca y algunas agencias juegan con ella. El año pasado la UTE Mundosenior formada por Halcón Viajes y B the Travel Brand (antigua Barceló) comercializó un producto bajo el nombre de ‘Mundonior Plus’ justo un día antes de que se iniciase la venta de los viajes del Imserso (subvencionados por el Estado). Dicho producto vendía viajes para mayores a las Islas Canarias y Baleares bajo la falsa apariencia de los viajes del Imserso. Justamente vendía el lote que no les había tocado en el concurso.

No obstante, los pliegos de este año tratan de evitar estas confusiones. “En ningún caso las empresas adjudicatarias podrán incluir publicidad de viaje de otras empresas, ni links que deriven a otras webs ajenas a la comercialización de las plazas del programa”, reza el documento técnico. Este añade: “Además, en la web no podrá aparecer ningún tipo de información, logo similar o referencia que puedan inducir a confusión con otros viajes ajenos al programa”.

LOS HOTELEROS AMENAZAN

Y estos mismos pliegos son precisamente los que han puesto patas arriba estos viajes. Los hoteleros los han impugnado porque no son rentables para los hoteles, muchos de los cuales operan a pérdidas. El presidente de Cehat, Juan Molas, aseguró que se reuniría con la ministra de Turismo, Reyes Maroto. Y de no llegar a una solución, amenazó con “un disgusto” para el Gobierno.

Asimismo, recordó que el sector turístico español “es cada vez más competitivo durante los meses de invierno” fuera del programa y ello puede favorecer la marcha de los hoteles de esta oferta.

No obstante, la posibilidad de que no haya viajes del Imserso –en caso de que el recurso sea favorable para los hoteleros– es casi imposible. Previsiblemente se prorrogaría el concurso anterior un año más. Si bien es cierto, no se descarta que estos viajes empiecen más tarde de la fecha de inicio, el 1 de octubre.