Vía Célere.
Imagen de una de las promociones de Vía Célere en Málaga.

La promotora de Juan Antonio Gómez-Pintado posee un 20% de sus activos en Málaga. En la ciudad existe un problema con el alquiler propiciado por la proliferación de pisos turísticos. Los especuladores se frotan las manos con el aumento de la comercialización de promociones en esta zona. Málaga corre peligro de ser un nuevo ‘caso Ibiza’.

“Es momento de generar un marco estructural y ágil que favorezca el acceso a la vivienda a precios asequibles”. Esta afirmación es de Gómez-Pintado, CEO de Vía Célere y presidente de la asociación de promotores y constructores de España, durante la jornada: ‘La vivienda en España’. Una aseveración que contrasta con el alza de precios que sufre una localidad -Málaga- donde la promotora de Pintado tiene el 20% de su cartera de activos.

En total, son hasta 15 las promociones que Vía Célere tiene ya en el periodo de comercialización en el municipio malagueño y sus al rededores. Los precios de estas viviendas oscilan entre los 164.000 y los 300.000 euros por unidad. Además, la promotora anuncia en su página web que tiene otros siete proyectos que serán comercializados próximamente. En total 22 promociones que demuestran el gran atractivo que despierta la costa del sol entre las empresas inmobiliarias.

Vía Célere

Vía Célere aprieta el acelerador y mira optimista el salto a la Bolsa

La promotora inmobiliaria suma un volumen de activos de 2.203 millones de euros y una cartera de suelo para levantar 24.000 viviendas. Sólo Metrovacesa,...

En la mayoría de ocasiones estas casas tienen como objetivo satisfacer la demanda de una segunda residencia de clientes extranjeros o nacionales del interior de la península. Muy pocas de las viviendas de Vía Célere y del resto de promotoras que invierten en Málaga aliviarán el problema real de la vivienda. ¿Por qué? Porque además de las personas que buscan una casa de recreo, también existen otro tipo de clientes que contemplan la compra de una casa en Málaga como una inversión. Se trata de los usuarios que adquieren una vivienda para explotarlo como piso turístico.

“Ciudades de la costa como Málaga corren peligro de sufrir una tensión en los precios de alquiler similar al que existe en Ibiza y en Mallorca por culpa de los pisos turísticos”, afirmó este jueves Helena Beunza, secretaria General de Vivienda del Ministerio de Fomento, durante la jornada de ‘La Vivienda en España’, organizada por Apce, de la que es precisamente es presidente Pintado, CEO de Vía Célere.

Los inversores comienzan a mirar a la ciudad malagueña como una especie de parque de atracciones y los datos turístico avalan esta apuesta. En 2018, la ciudad ha cerrado el año con la visita de 1.132.000 turistas al interior de la costa del sol, un 2,8% más que en el curso anterior. Esta oleada de extranjeros se ha gastado cerca de 1.000 millones de euros, según datos de Francisco Salado, presidente de Turismo costa del sol. Una cifra que esboza una sonrisa en la restauración, ocio, hoteles y… en los dueños de los pisos turísticos. Porque cada vez son más los visitantes que prefieren elegir este tipo de alojamiento, por encima de los complejos hoteleros.

Esta situación genera daños colaterales, entre los que se encuentra un problema de acceso a la vivienda para los ciudadanos de Málaga. Cabe destacar en este sentido que la renta media bruta anual por hogar del municipio es una de las más bajas de España y sus niveles de desempleo, a pesar de la mejoría de las últimas cifras, es muy superior a la media nacional. Sin embargo, los alquileres han subido notablemente en los últimos años por culpa de la proliferación de los pisos turísticos.

El alquiler vacacional es uno de los motivos por los que Málaga se ha colado entre las 10 ciudades más caras para alquiler una vivienda. Una situación, que de no cambiar el panorama, vivirá su momento más álgido en este próximo verano del año 2019. De hecho, el pasado verano del 2018, el Sindicato de Inquilinas e Inquilinos de Málaga contabilizó 5.262 anuncios en la capital malagueña a partir de los datos de AirBnB.

Los inversores, socimis, fondos y promotoras han puesto la atención en la ciudad andaluza y miembros del actual Gobierno Central ya han avisado que puede convertirse en un nuevo ‘caso Ibiza’, donde “existen profesionales que no pueden ir a trabajar por el precio de los alquileres de la vivienda”, según afirmó Beunza también en esta misma jornada de ‘La Vivienda en España’.

A pesar de las advertencias, promotoras como Vía Célere sabe que en Málaga es donde está el nicho de mercado. Y no es el único agente del sector que tiene a la localidad y su al rededores entre ceja y ceja. Neinor también ha detectado la oportunidad de negocio. De hecho, Gabriel Sánchez Cassinello -director general de Negocio- aseveró en un desayuno informativo organizado por Europa Press que “Málaga puede convertirse en la segunda ciudad de España -por detrás de Madrid- en los próximos años”.

De momento, lo único cierto es que casas se construyen -sólo Vía Célere tiene 22 promociones-, pero el alquiler aumenta porque esa vivienda tiene fines turísticos y la Administración ya ha dado el aviso. Luego habrá alguno que se lleve las manos a la cabeza porque profesionales necesarios como pudiera ser un médico no pueda trabajar en Málaga porque le sea imposible vivir allí. Y esto no es una utopía, porque ya pasa en Ibiza, ciudad con la que el Gobierno de Pedro Sánchez ya compara al municipio andaluz.