El Grupo PSA registró unas matriculaciones mundiales de 2,51 millones de vehículos en 2020, un 27,8% menos en comparación con los 3,47 millones de unidades que alcanzó un ejercicio antes, según datos publicados por la empresa francesa.

La multinacional automovilística comercializó 311.176 vehículos de todas sus marcas durante el último mes del año pasado, un 5,8% de disminución si se compara con las 330.277 unidades que entregó en diciembre de 2019.

El presidente de la empresa, Carlos Tavares, afirmó que 2020 fue un ejercicio marcado por la crisis del Covid-19, aunque señaló que la compañía mostró un “espíritu combativo” y continuó ofreciendo vehículos “limpios, seguros y asequibles” a los clientes.

“Nuestro compromiso ético se basa en cumplir con los objetivos europeos de dióxido de carbono (CO2) desde el primer día. Antes de comenzar el nuevo viaje con Stellantis, me gustaría felicitar a todos los equipos por estos logros”, aseguró el directivo.

Por marcas, Peugeot vendió 1,11 millones de unidades en todo el mundo el año pasado, un 23% menos, al tiempo que sus matriculaciones en diciembre experimentaron una disminución del 0,7%, hasta 150.021 unidades.

Citroën, por su parte, alcanzó unas matriculaciones mundiales de 717.190 unidades en el conjunto del ejercicio pasado, un 27,5% menos, y 85.190 unidades en diciembre, un 3,3% menos, al tiempo que las entregas de DS cayeron un 29,5% anual, con 43.686 unidades, y un 32,9% mensual, con 5.817 unidades.

Por último, Opel/Vauxhall finalizó 2020 con un volumen mundial de entregas de 632.687 unidades, lo que supone una reducción del 35%. En diciembre, la marca empeoró un 14,9% sus registros comerciales, hasta 70.148 unidades.