ventas hoteles restaurantes
Hotel Fomentor, de Barceló, ha sido vendido a un fondo de inversión

Axon Partners Group acaba de adquirir a Alsea la cadena de restaurantes Cañas y Tapas. La gestora española GED Capital ha tomado una participación mayoritaria en Comess Group que cuenta, entre otras, con marcas como Lizarrán Cantina Mariachi, DonG y Casa García. Son dos ejemplos de cómo los fondos de inversión están aprovechando la crisis derivada de la pandemia en el sector Horeca para adquirir activos.

La situación no se da solo en lo que a restaurantes se refiere. En el mundo hotelero, también. Así, Barceló Hotel Group vendió el hotel Formentor al fondo de inversión andorrano Emin Capital. El fondo alemán ASG se hizo con el hotel Nobu de Barcelona, mientras que un fondo húngaro se hizo con el hotel Mossaic, de Los Alcázares (Murcia).

Una situación que, a partir del segundo trimestre, podría vivir un auténtico boom. “Los fondos de inversión han empezado a llamarnos para comprar hoteles y cadenas de restaurantes, pero como hay liquidez no se ha producido el ajuste de precios para que se cierren las operaciones”, apunta Javier Sánchez, director de JS Brokers, agencia especializada en operaciones de venta, traspaso y alquiler de restaurantes y hoteles.

Sin embargo, la situación podría cambiar a partir del mes de marzo. Será entonces cuando este tipo de establecimientos deberán empezar a devolver los créditos ICO. Y muchos no estarán en condiciones de afrontar dichos pagos. De ahí que Javier Sánchez apunte a que “el número de operaciones se duplicaran e, incluso, puedan llegar a triplicarse”.

PERFIL DE HOTELES

En la actualidad, muchas operaciones están en el aire por un desajuste entre el precio que piden hoteles y restaurantes y el precio que les gustaría a los fondos. Pero lo cierto es que hosteleros y hoteleros están interesados en deshacerse de unos activos que, a raíz de la crisis provocada por el covid-19, no han parado de dar pérdidas dada la falta de clientes.

Ferrovial Reino Unido Brexit

Ferrovial amplía sus oportunidades en Reino Unido tras el Brexit

  • Las autoridades británicas valoran los 15 años de presencia de Ferrovial en Reino Unido
  • “En el mercado hay dinero a la espera que la situación se normalice. Así que, cuando empecemos a ver luz la final del túnel, la previsión es que todos aquellos inversores que ahora se están interesando, empiecen a cerrar operaciones”, señala Javier Sánchez. De momento, hay liquidez. Y eso mantiene en un compás de espera el cierre de determinadas ventas. Las que se han desarrollado hasta ahora fueron iniciadas, en gran parte, antes de la crisis.

    “Desde mayo y junio los grandes fondos han empezado a buscar ‘gangas’ sin encontrar nada a buen precio. Y es que siguen moviéndose en horquillas de antes de que España echara el cierre”, matiza el director de JS Brokers. ¿Y cuáles serán los establecimientos más propicios a este tipo de operaciones? Para Javier Sánchez, “aquellos grupos pequeños, medianos y familiares que tienen más difícil el acceso a préstamos. Al no tener liquidez para afrontar esta situación deberán salir a la venta y aceptar los ajustes de precio que ofrecerá el mercado”.