España es un país -y no es una leyenda- que se caracteriza por la baja productividad y el contar más las horas que pasas en la oficina que el trabajo efectivo y eficaz que realices. Además, nuestros horarios y costumbres hacen que en gran parte de las empresas la jornada laboral acabe bien entrada la tarde. Pero no sólo experimentos sino casos concretos de grandes compañías (igual por eso son grandes) han demostrado las ventajas que tiene trabajar menos. Vamos a ver alguno de esos casos de éxito en grandes empresas.

En España cada vez más empresas se van incorporando a esta filosofía, acelerando el proceso debido a la crisis del coronavirus. Sin embargo, aún estamos muy lejos de la media europea y en muchos caso a años luz de las empresas punteras en esta política de trabajar menos siendo más productivos, y al mismo tiempo ayudando a los empleados a compaginar mejor su vida personal y laboral, sobre todo en el aspecto de conciliación.

Toyota, otra gran empresa de éxito, también con la reducción de jornada

trabajar seis horas en Suecia y su éxito

En un centro de la compañía japonesa Toyota en Gotemburgo fueron uno de los pioneros de la reducción de jornada laboral y de la conciliación familiar. Si en los dos casos anteriores ha sido reciente, aquí llevan 13 años haciéndolo, incluso con más restricciones horarias. Su jornada es envidiable porque trabajan sólo 6 horas al día, y los jefes están encantados.

Y es que, según el manager de este centro, “los beneficios han crecido en este tiempo en un 25%”. Es decir, trabajando un 25% de tiempo han aumentado en el mismo porcentaje la productividad, seguramente derivado de una mayor felicidad de las empleados al tener más tiempo libre y estar más descansados. Todo ello derivó en un mejor trabajo y más eficiente.

Sin duda los países nórdicos son pioneros en las jornadas laborales reducidas y en la conciliación familiar, aunadas con muchas ayudas para los hijos y mayores permisos por maternidad y paternidad en la mayoría de las empresas, tanto públicas como privadas.