España es un país -y no es una leyenda- que se caracteriza por la baja productividad y el contar más las horas que pasas en la oficina que el trabajo efectivo y eficaz que realices. Además, nuestros horarios y costumbres hacen que en gran parte de las empresas la jornada laboral acabe bien entrada la tarde. Pero no sólo experimentos sino casos concretos de grandes compañías (igual por eso son grandes) han demostrado las ventajas que tiene trabajar menos. Vamos a ver alguno de esos casos de éxito en grandes empresas.

En España cada vez más empresas se van incorporando a esta filosofía, acelerando el proceso debido a la crisis del coronavirus. Sin embargo, aún estamos muy lejos de la media europea y en muchos caso a años luz de las empresas punteras en esta política de trabajar menos siendo más productivos, y al mismo tiempo ayudando a los empleados a compaginar mejor su vida personal y laboral, sobre todo en el aspecto de conciliación.

Perpetual Guardian en Nueva Zelanda

Perpetual Guardian empresa para trabajar menos horas

Y de una gran compañía mundial, a una empresa mucho más pequeña neozelandesa: Perpetual Guardian, que se ocupa de gestionar fideicomisos, testamentos y propiedades. También optaron en 2018 por reducir la jornada laboral de 40 a 32 horas semanales, librando los viernes y por tanto con tres días libres a la semana, todo ello sin tocarles el sueldo. El resultado fue otro éxito rotundo.

Con estas nuevas medidas los empleados no sólo mantuvieron la productividad sino que mejoraron su absentismo (otro de los problemas más graves de las empresas) y se registró una mejora en la puntualidad. Con este saldo tan positivo, el CEO Andrew Barnes confirmó que la jornada se aplicaría de forma permanente, tras el visto bueno del Gobierno de Nueva Zelanda, que comprobó que se enmarcaba dentro de las leyes laborales del país.