fintech y banca online

Una de las primeras cosas que debe hacer un autónomo es abrir una cuenta bancaria para gestionar todos los ingresos y gastos relativos a su negocio. Y no cabe duda de que en este aspecto tiene mucho entre lo que elegir, valorando tanto los beneficios como las posibles comisiones y vinculaciones que le exija el banco. Además, desde hace unos años existen las cuentas negocios, un producto bancario específico para profesionales.

Un autónomo puede funcionar con una cuenta corriente de las de toda la vida, pero la cuenta negocios siempre le ofrece algunos beneficios más. Esto es lo que explica que en los últimos años el uso de este producto bancario haya crecido y que cada vez sean más los profesionales que se decantan por él.

¿Qué son las cuentas negocios?

como funcionan cuentas negocios

Son productos bancarios diseñados específicamente para empresas y autónomos. Su operativa es similar a la de una cuenta corriente, con la particularidad de que tienen funciones específicas como poder emitir remesas de nómina o contar con un TPV virtual o un datáfono físico. También se pueden crear diferentes perfiles para que aquellos departamento de la empresa habilitados para manejar el dinero (contabilidad, ventas, etc.)

Eso sí, para poder tener una cuenta de este tipo el interesado debe cumplir una serie de requisitos. Generalmente se le exige que utilice esta cuenta para hacer el pago de nóminas a empleados, que la emplee para el pago de impuestos o bien que sea la cuenta que utiliza para pagar los seguros sociales. En algunos casos se exigen requisitos accesorios como hacer un número determinado de operaciones al mes o mantener un cierto saldo medio.