La guerra familiar y los cambios del pasado Consejo de Administración de Galletas Gullón destaparon los rumores sobre su venta este verano. De hecho, varios fondos de inversión como KKR, ProA o Cinven se interesaron por la misma. Una situación que no ha pasado desapercibida en Palencia, y más concretamente en Aguilar de Campoo, donde se concentra la producción de las famosas galletas.

Así, el proceso de venta está impulsado por el actual equipo directivo encabezado por el consejero delegado, Juan Miguel Martínez Gabaldón, según fuentes cercanas al proceso. Este fue elegido en el Consejo de Administración del pasado 17 de junio, donde también se nombró a Lourdes Gullón Rodríguez como presidenta de la compañía, relevando en el cargo a su madre, María Teresa Rodríguez Sainz-Rozas, tras 36 años al frente de la galletera. 

Desde hace meses, la posibilidad de la venta de Galletas Gullón recorre las calles de Aguilar de Campoo y divide al pueblo entre la preocupación de los trabajadores y la tranquilidad de las autoridades. La alcaldesa de Aguilar de Campoo, María José Ortega, se mostró muy tranquila y declinó hacer declaraciones a este medio “sobre especulaciones”. Por su parte, para la presidenta de la Diputación de Palencia, Ángeles Armisén, no deja de ser un rumor. No obstante, reconoce que cualquier cosa que afecta a la actividad económica del territorio “es motivo de ocupación y preocupación”.

DIA

Desbandada en DIA: sus empleados buscan trabajo en Mercadona

La llegada de Mikhail Fridman a DIA ha supuesto todo un revuelo. No solo en la estrategia puramente empresarial de DIA, sino en...

La compañía galletera negó hace un mes a MERCA2 que se haya iniciado un proceso de venta. Además, alegan que los cambios se han realizado para “profesionalizar” la empresa y que se sienten “orgullosos de ser una compañía familiar”.

GUERRA FAMILIAR

Fundada en 1892, Galletas Gullón alcanzó una facturación en 2018 de 360 millones de euros, 19 millones más que en el ejercicio anterior, lo que supone un incremento de sus ventas del 5,5%. La empresa da empleo a más de 1.400 trabajadores. Motivo por el cual no se entienden los intentos por vender la compañía teniendo en cuenta la buena situación financiera y la estabilidad corporativa tras años de disputas entre los hijos de María Teresa y Martínez Gabaldón.

Cabe recordar que Martínez Gabaldón es el hombre de confianza de María Teresa Rodríguez desde poco después de que en 1983 muriese su marido. Sus tres hijos varones siempre se han opuesto a los planes de Martínez Gabaldón. De hecho –por segunda vez– se aprobó la salida de los tres hermanos del Consejo. Mantienen sus puestos de trabajo, pero pierden la capacidad de decisión. Hernán es director de Exportación, Rubén lleva la Planificación y Félix es director de Expansión. 

Martínez Gabaldón se ha ido haciendo poco a poco con acciones de galletas Gullón, con compras a diversos accionistas y a la propia María Teresa, hasta consolidar una participación ligeramente superior al 20%, mientras que los hijos tienen una participación cada uno del 5%, aproximadamente. Así, la venta de Galletas Gullón sería la mejor forma para Martínez Gabaldón de rentabilizar su paquete de acciones, ya que la compañía no reparte dividendo, sino que reinvierte sus ganancias en el negocio, según fuentes financieras.

Gullón lidera desde hace años el segmento de galleta-salud, actualmente con el 35% de cuota de mercado gracias a las más de 30 referencias saludables que ofrece. De hecho, la galletera es pionera en este aspecto. Dio un giro en su política comercial al crear en 1979 la primera galleta integral del mercado español y en 1986, la primera galleta con aceites vegetales.