El tiempo corre y la Junta de Compensación de Valdebebas analiza las ofertas presentadas por la pastilla de comercial, su último gran diamante en bruto con capacidad para generar un importante ingreso económico.

A noviembre de 2019, las opciones encima de la mesa son dos: aceptar la oferta realizada por Tomás Olivo, dueño y presidente de General de Galerías Comerciales (GGC), o estudiar otras que plantean usos diferentes al estrictamente comercial, es decir, mezclar el comercial y el dotacional. En las próximas fechas la Junta debe decidir qué le interesa más, tanto desde el punto de vista económico como reputacional. Este concepto ha sido un pilar en el desarrollo de Valdebebas y así será hasta el final del proyecto.

El multimillonario empresario murciano presentó una oferta por debajo del valor de tasación, según han confirmado fuentes cercanas a la operación. El problema con la oferta de Tomás Olivo reside en que la Junta realizó la tasación hace dos años y medio. Por tanto, según los expertos de Tinsa, “carecería de validez porque es una zona que se ha revalorizado, tanto por la propia evolución del mercado como sobre todo por la consolidación del ámbito (aumenta el número de vecinos y el número de promociones en marcha)”. “No estaría reflejando una situación realista de mercado”, apuntan desde la tasadora.

BBVA fintech

BBVA estudia la entrada de Merlin en Distrito Castellana Norte

El anuncio el pasado jueves de la entrada de Merlin Properties en Distrito Castellana Norte (DCN) mediante la compra del 14,46% a San José...

En el otro lado de la balanza hay varias ofertas que conllevan mezclar el uso comercial y el dotacional en la pastilla comercial de Valdebebas. Este cambio de utilidad significa que el suelo puede ir destinado a proveer a los ciudadanos su educación, cultura, salud, bienestar, así como a dotar los servicios propios de la ciudad. Abre el abanico multitud de edificaciones (y posibles compradores) como universidades o residencias de mayores, entre otras opciones.

La consultora inmobiliaria Savills Aguirre Newman recibió el encargo en febrero de 2019 de la comercialización de los suelos que conforman la conocida pastilla comercial o proyecto Ágora. Un Total de 145.794 metros cuadrados edificables, que estarán acompañados de una parcela de oficinas de 36.448,50 metros cuadrados edificables y de zonas verdes y parques hasta 24.500 metros cuadrados.

PROYECTO ÁGORA DE VALDEBEBAS

El desarrollo de la pastilla comercial de Valdebebas estuvo congelado hasta el pasado 8 de febrero, fecha en la que la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid aprobó la desestimación de todos los recursos de reposición interpuestos contra la aprobación definitiva del Proyecto de Reparcelación Económica y concluyó la firmeza administrativa del mismo.

El director ejecutivo de Savills, Pablo Méndez, afirmó a MERCA2 en marzo que ya había recibido “llamadas de inversores internacionales interesados en los terrenos”. “La intención es tenerlo vendido en junio”, señaló. Cinco meses después del plazo inicial marcado por el ejecutivo, la Junta de Compensación solo tiene sobre la mesa la propuesta del propietario de nueve centros comerciales en España.

La joya de la corona de la Junta de Compensación de Valdebebas está ubicada justo en frente de la T4 del Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas. Tan solo les separa la M-12, por ahora, ya que Ferrovial está construyendo un puente que unirá el aeródromo con el nuevo barrio de Madrid.

El proyecto Ágora consta de tres parcelas. Una primera con una superficie de 52.776,09 m2 con una edificabilidad de 73.751,54 m2 cuyo uso principal previsto es comercial de gran superficie (de ahí el interés de Tomás Olivo). Una segunda de 51.552 m2 de superficie y 72.042,46 m2 también para uso comercial de gran superficie. Para terminar, una tercera parcela con vistas a la T4 de 17.165,99 m2 y una capacidad de edificación de 36.448,50 m2 para oficinas y hospedajes.

Pastilla comercial Valdebebas
Fuente: Junta de Compensación de Valdebebas.

EL FUTURO VERDE DEL BARRIO

Además de la venta de la pastilla comercial de Valdebebas, el otro gran proyecto de la Junta de Compensación es sacar adelante el Parque Central. El Ayuntamiento de Madrid aprobó en mayo la adenda al Convenio Urbanístico de Gestión para la ejecución del Parque Central de Valdebebas. En virtud de ese acuerdo, la Junta de Compensación se comprometió a preparar una modificación del Proyecto de Urbanización del A.P.E. 16.11 Ciudad aeroportuaria Parque de Valdebebas que presentará para su tramitación y aprobación en el Ayuntamiento de Madrid. Posteriormente se acometerán las obras de urbanización del Parque Central, así como otras actuaciones previstas en el ámbito.

Se desbloqueaba así la urbanización de uno de los parques más importantes de Valdebebas. Tendrá una superficie de 846.000 m2 y su urbanización tendrá un coste total de 16 millones de euros. Su diseño, basado en la propuesta ganadora del Concurso Internacional de 2009 denominado Sol y Sombra, conectará el Parque Forestal de Valdebebas abierto en 2013 y la Fachada Central recepcionada por el Ayuntamiento el pasado mes de febrero.