¿Sabes lo que es el sensor SAR de tu móvil? Deberías. Este sensor no descansa nunca, mientras tu teléfono está encendido, y tiene funciones muy importantes. A pesar de eso, pasa desapercibido para la mayoría de usuarios, ya que trabaja de una forma bastante transparente. De hecho, está tan olvidado, que en la sección de sensores de características técnicas de los dispositivos móviles no aparece o no lo hace de una forma directa (a veces reflejado como sensor de proximidad).

Pero este sensor SAR es mucho más que un sensor de proximidad, y también es capaz de cuidar tu salud, manteniendo bajo control la radiación electromagnética que emiten las antenas de tu móvil.

Descubre los secretos del sensor SAR de tu móvil

Como sensor de proximidad y radiación

sensor SAR, móvil

Lo primero que debes saber es que todos los humanos poseen un campo eléctrico en su organismo, generado por las cargas eléctricas que se generan de forma natural para hacer posible la actividad normal que nos mantiene vivos. Este campo es muy pequeño, por tanto, no es fácil de elegir como otros campos magnéticos de mayor potencia.

Los avances en la microelectrónica actuales han posibilitado que se puedan crear sensores muy preciosos que puedan captar estos campos eléctricos para poder monitorizar la cantidad de radiación que absorbe tu cuerpo durante el uso del móvil y tomar algunas medidas para reducirla. Y lo hacen de forma muy precisa, ya que la sensibilidad del actual sensor SAR es muy elevada y, si se combinan varios de estos sensores, se puede aumentar aún más la sensibilidad conseguida.

Y proximidad…

Además, los avances en la fabricación y miniaturización de los chips posibilita que se puedan integrar otra circuitería adicional para hacer más que medir estos campos. Por eso, estos sensores SAR permiten también detectar la proximidad de un objeto o cuerpo con precisión. Gracias a esa circuitería adicional, usan las variaciones en los campos eléctricos para monitorizar de forma constante la presencia de objetos o personas al dispositivo móvil.

Aunque parece algo sencillo, no lo es. Ten en cuenta que el sensor SAR de tu móvil debe saber distinguir entre si algo se aproxima o es el propio campo eléctrico del móvil lo que está detectando. Para poder despreciar esta interferencia, lo que hace la lógica del sensor SAR es medir el campo del teléfono móvil una vez estabilizado su campo (cuando se enciende el dispositivo móvil el campo fluctuará durante unos segundos y se deben despreciar las mediciones durante el arranque).