sensor SAR, móvil

¿Sabes lo que es el sensor SAR de tu móvil? Deberías. Este sensor no descansa nunca, mientras tu teléfono está encendido, y tiene funciones muy importantes. A pesar de eso, pasa desapercibido para la mayoría de usuarios, ya que trabaja de una forma bastante transparente. De hecho, está tan olvidado, que en la sección de sensores de características técnicas de los dispositivos móviles no aparece o no lo hace de una forma directa (a veces reflejado como sensor de proximidad).

Pero este sensor SAR es mucho más que un sensor de proximidad, y también es capaz de cuidar tu salud, manteniendo bajo control la radiación electromagnética que emiten las antenas de tu móvil.

Descubre los secretos del sensor SAR de tu móvil

Bases de la tecnología

móvil con internet

El acrónimo SAR (Specific Absorption Rate) hace referencia a la tasa de absorción específica de radiación. Este índice se puede medir en vatios por kilogramo (W/kg), es decir, la cantidad de energía electromagnética que un tejido absorbe por unidad de masa. Concretamente se centra en la radiofrecuencia, la banda del espectro electromagnético en la que emiten los teléfonos móviles.

Esa tasa está regulada, y las autoridades establecen unos máximos seguros para proteger la salud de las personas expuestas a este tipo de energía electromagnética por su trabajo, o por el uso de este tipo de dispositivos. De hecho, puedes ver el documento del BOE referente a esto. Y no solo la normativa española lo regula, también la Unión Europea tiene su propia legislación al respecto, que es la que le sirve a España como base.

Las tasas establecidas por la UE son más restrictivas que las impuestas por otras legislaciones como la China, como suele ocurrir en términos de sanidad. Por tanto, en Europa estamos bastante más protegidos, pese a que ésta sería la excepción que confirma la regla, ya que en EE.UU. se permite un máximo de 1.6 W/kg frente a los 2 W/kg de Europa. No obstante, los dispositivos que llegan a Europa se fabrican en otros países y, aunque se deben adaptar a las normas del territorio donde se vende, no todos los terminales son igual de “saludables”.

W/kg y salud

Algunos estudios aseguran que lo ideal es por debajo del 1 W/kg e incluso de 0.5 W/kg. Evitando así algunos problemas derivados de la exposición. Aunque hay estudios algo contradictorios, esos problemas podrían estar relacionados con el aumento de las probabilidades de cáncer.

Un estudio realizado en Noruega y Suecia con 5000 usuarios y 12000 respectivamente, se pudo comprobar que esa energía aumenta la temperatura de la oreja y zonas de la cabeza cuando se está hablando por teléfono durante un tiempo prolongado. Eso podía estar relacionado con dolores de cabeza, cansancio, y otros problemas de salud.

Dicho todo esto, puede parecer que el sensor SAR simplemente mide este tipo de radiación y nada más, pero hace más que eso, como verás en los siguientes apartados.