movil-dolencias

Dolores de cabeza y de estómago, así como también sudoración, taquicardia y perdida de aire son varios de los síntomas que puede presentar una persona que ha sufrido de nomofobia, la cual va a estar íntimamente relacionada al uso del teléfono celular y el escenario ocasionado por su olvido, perdida, falta de conectividad  o problemas de batería del equipo.

Teniendo en consideración los planteamientos de la médica psiquiatra Mariana García adscrita a los Centros de Diagnóstico DIM, los individuos que tienden a sufrir de nomofobia están expuestos a un miedo irracional, producto a que se mantienen un periodo de tiempo bastante alto sin el teléfono móvil en sus manos.

Dicha sensación se origina principalmente por la indisponibilidad de verificar mensajes o notificaciones que pueden venir de las redes sociales.

El peligro del móvil: La nomofobia

La especialista también indica que la nomofobia recientemente ha sido incluida en las denominadas nuevas tecnopatías, las cuales representan a cada una de las patologías de consideración psicológica o psiquiátrico que se desarrollan por la utilización de las modernas tecnologías.

La prevalencia de esta conducta alcanza al 60% y 70% de las personas que rondan entre los 18 y 35 años, quienes por su edad suelen ser más propensos a experimentar síntomas de nomofobia.

Según lo descrito por el psicólogo Juan Pablo Perrota, de la Clínica de Conductas Adictivas de INECO, el móvil puede desencadenar a una adicción que tiende a ser psicológica o comportamental, con lo cual suele compararse fácilmente a adicciones tradicionales como al juego, las compras o al internet.

El sexólogo y psiquiatra Walter Ghedin comenta que la adicción está sujeta al conjunto de cosas que engloban al móvil en su contenido y funciones, pero de ninguna manera al teléfono por sigo mismo. En este sentido, se decanta por tildarla de adicción o empleo problemático del celular.