UniCredit
UniCredit

Unicredit, el mayor banco de Italia por capitalización, acabará con unos 8.000 puestos de trabajo en Europa Occidental y cerrará unas 500 oficinas entre 2019 y 2023 con el objetivo de reducir sus costes en 1.000 millones de euros, según el nuevo plan estratégico presentado este martes por la entidad, que contempla un significativo aumento de la retribución a los accionistas.

El banco italiano asumirá un impacto negativo de unos 1.400 millones de euros en relación con sus medidas de ajuste en Europa Occidental, que serán contabilizados entre los ejercicios 2019 y 2020. En España, la entidad se centra en banca corporativa y de inversión. Y tiene su sede en la Calle Miguel Ángel (Madrid). De momento se desconoce que países se verán afectados.

Bajo el nuevo plan estratégico ‘Team 23’, Unicredit pretende reducir sus costes hasta 10.200 millones de euros en 2023, lo que implica un ajuste medio anual del 0,2% entre 2018 y 2023, mientras que prevé situar el volumen de préstamos dudosos por debajo de 20.000 millones de euros, frente a los casi 60.000 millones contabilizados en 2015.

Por su parte, la entidad italiana anticipa un beneficio neto subyacente de 4.300 millones de euros en 2020, que alcanzará los 5.000 millones de euros para 2023, teniendo como referencia una tasa fiscal del 18% al 20% durante la ejecución del plan.

MÁS VALOR PARA LOS ACCIONISTAS

Por otro lado, Unicredit espera generar “un valor significativo para los accionistas”, que alcanzará los 16.000 millones en total, incluyendo el reparto de 6.000 millones en dividendos y la recompra de acciones propias por importe de 2.000 millones, así como un aumento del patrimonio tangible por valor de 8.000 millones.

“‘Team 23’ trata de maximizar la creación de valor para las partes interesadas, incluyendo un renovado enfoque hacia la satisfacción del cliente gracias a la simplificación de procesos y a productos innovadores, así como mayores retornos a los accionistas”, declaró Jean Pierre Mustier, consejero delegado de Unicredit.