Las conexiones medias diarias a la banca digital de Unicaja crecieron un 14% durante el estado de alarma decretado para frenar la pandemia del coronavirus –vigente desde el 14 de marzo al 21 de junio– con respecto a los meses previos a la crisis sanitaria.

Así lo ha dado a conocer este martes la propia entidad financiera en un comunicado en el que destaca que la “tendencia de crecimiento” en el uso de la banca digital de Unicaja Banco –app y web– se ha visto “reforzada” durante el pasado estado de alarma, ya sea para consultar posiciones y productos o para realizar transacciones.

Además, ha explicado que la aplicación móvil fue, “con diferencia”, el canal digital más utilizado por los clientes, que llegó a representar un 78% del total de las conexiones realizadas en banca digital.

El incremento de accesos medios mensuales por cliente fue del 20%, siendo el número de entradas por cada usuario de 23 al mes. Por meses, destacan de forma significativa el número de conexiones contabilizadas durante mayo y junio.

El crecimiento experimentado en los accesos por canales digitales se registró sobre todo en la aplicación móvil, en la que el incremento medio diario fue, de marzo a junio, de un 18% en comparación con los datos registrados en los meses anteriores al confinamiento, es decir, enero y febrero.

MAYOR PROTAGONISMO DEL MÓVIL

Las conexiones a través de la aplicación móvil llegaron a representar durante el periodo del confinamiento hasta un 78% del total de las realizadas en banca digital, como es el caso del mes de mayo, lo que refleja una mayor utilización de este canal.

No obstante, también la web experimentó una subida en las conexiones durante el estado de alarma, con un aumento medio del 4% en los accesos diarios respecto a los meses previos a la declaración de dicho estado.

Por edad, la aplicación móvil sigue siendo la opción preferida por los clientes de tramos intermedios –de 25 a 65 años de edad–, demostrando de este modo que el canal digital es un sistema de preferencia en todos los rangos de edad.

AUMENTO DE LAS OPERACIONES DIGITALES

Desde Unicaja explican que la situación provocada por la crisis del coronavirus ha acelerado la necesidad del usuario de utilizar los servicios digitales puestos a su disposición y, prueba de ello, es también el aumento de las operaciones llevadas a cabo por los clientes del banco a través de estos canales. Así, la media diaria experimentó incrementos de más del 10%, en el caso concreto de abril, o rozando el 8%, como ocurrió en junio.

En general, el promedio diario de operaciones realizadas durante el estado de alarma aumentó un 7%. Este incremento fue mayor, incluso, en lo que a la app se refiere, de un 12%. De hecho, en torno a dos terceras partes del total de transacciones realizadas vía ‘on line’ se llevaron a cabo mediante este último canal.

Por meses, y en el caso de la aplicación móvil, el aumento fue especialmente significativo –de un 12,67%– durante abril. En cuanto a la web, el mayor crecimiento se contabilizó en junio, con un 8,46%.

Respecto al tipo de operaciones, crecieron especialmente las relacionadas con las consultas, los pagos de todo tipo –transferencias, altas en Bizum, emisión de tarjetas virtuales, recargas de tarjetas prepago, entre otras–, así como aquellas relativas a valores, planes de pensiones, fondos de inversión y seguros.

MÁS CLIENTES UTILIZAN ‘BIZUM’

Por otra parte, el número de clientes de Unicaja Banco que se dieron de alta en ‘Bizum’ –el servicio que permite enviar y recibir dinero a través de la app de la entidad de manera rápida, sencilla y segura, a través del número de teléfono móvil– creció durante el estado de alarma una media mensual de un 27% con respecto al periodo previo al confinamiento.

El aumento en el número de usuarios fue, incluso, del 37% si se comparan junio y febrero.  Asimismo, el número de operaciones mensuales llevadas a cabo por clientes de Unicaja Banco a través de ‘Bizum’ aumentó una media del 18% en el periodo de marzo a junio con respecto a enero y febrero.

De igual modo, las donaciones a ONG mediante este servicio se dispararon en el estado de alarma, ya que el número de operaciones medias mensuales se multiplicó por 30.