Amazon Flex

UGT ha decidido denunciar ante la Inspección de Trabajo de Madrid a la plataforma Amazon Flex, que pertenece al gigante americano. Según señala este sindicato, esta plataforma, similar a muchas otras de reparto de comida, comete “fraude”. UGT entiende que los trabajadores no pueden utilizar sus propios vehículos y que por lo tanto son falsos autónomos.

El sindicato denuncia que Amazon Flex reproduce las mismas líneas de actuación de otras plataformas como Deliveroo, Glovo, Ubereats o Stuart, utilizando falsos autónomos, a pesar de que recuerda que algunas sentencias ya han determinado la existencia de una relación laboral entre los repartidores y estas plataformas.

¿Qué busca Amazon con la conquista del espacio?

La conquista del espacio que ha iniciado Amazon, con su proyecto Kuiper, presenta algunas particularidades importantes: en primer lugar, es totalmente diferente...

En este caso, para UGT se trata de falsos autónomos porque establece un sistema de reparto en la que la empresa selecciona el número de paquete y la zona a repartir, con un sistema de pago por bloques de dos horas de 28 euros, a los que se descuenta el combustible, el seguro del coche y los impuestos por ser autónomos.

AMAZON AFIRMA QUE CUMPLEN LA NORMATIVA

Desde Amazon, en cambio, afirman que cumplen “la normativa aplicable en los sectores” donde operan y niegan las afirmaciones de UGT que ha recogido Europa Press porque “no se ajustan a la realidad”. “Amazon colabora en la última milla con una extensa red de empresas de transporte, incluyendo pequeñas y medianas empresas y transportistas autónomas”, confirman desde Amazon a este medio. La entidad afirma rotundamente que están “comprometidos con la creación de oportunidades de negocio” en las comunidades en las que operan.

Al margen de estas declaraciones de la entidad, UGT argumenta que se establece un sistema de evaluación constante por parte de la plataforma y del cliente, que determinaría la cantidad de horas a trabajar la siguiente semana; que los trabajadores están obligados a aceptar las condiciones impuestas por Amazon o que necesitan una formación previa obligatoria.

UGT DENUNCIARÁ LO MISMO EN OTRAS COMUNIDADES

Por todo ello, el sindicato ha avanzando que denunciará también esta actividad en Barcelona, Bilbao y Sevilla y ha exigido al Ministerio de Trabajo que “impida de manera inmediata que se siga ampliando el fraude contra los trabajadores y contra la Seguridad Social”.

Además, UGT reclama a la sociedad en su conjunto, con motivo del Amazon Prime Day que se celebra estos días, que sea consciente de que “quien le lleva a casa su producto tan barato puede que no cobre ni el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) después de pagar todos los impuestos, ni siquiera llegar a los 600 euros al mes”.