Cintora
Cintora

El Gobierno de España es consciente de que necesita colocar mejor sus mensajes en materia mediática y que la televisión, vista la extinción del papel y la fragmentación del digital, es la mejor herramienta para encarar con fuerza el resto de la legislatura (en caso de que los presupuestos no les obliguen a convocar un poco probable adelanto electoral).

Iván Redondo necesita controlar señales catódicas al ser conocedor de que Mediaset no existe en materia informativa y que Planeta, todavía dolida por las jugarretas gubernamentales en la negociación de los debates electorales, mantiene una considerable distancia higiénica entre La Moncloa y Atresmedia.

EL GOBIERNO HACE Y DESHACE EN TVE

Redondo, gurú de Pedro Sánchez, solo tenía una opción para contrarrestar la hegemonía informativa de Atresmedia (que cuenta con la crecida Antena 3 del exitoso tándem Vicente Vallés-Sandra Golpe y con la influyente La Sexta que dirige Antonio García Ferreras).

Y la única opción televisiva libre para el Gobierno era controlar RTVE a pesar de que Pedro Sánchez ganó en 2018 la moción de censura denunciado, con toda la razón, la tóxica política mediática de Mariano Rajoy y asegurando que “la manipulación también es corrupción”.

DIFICULTADES PARA CONTROLAR LOS ‘TELEDIARIOS’

Iván Redondo y Enric Hernández son sabedores de la dificultad que entraña manipular los ‘Telediarios’. Y es que los Consejos de Informativos y los sindicatos, que tienen mucho peso en RTVE, andan ojo avizor ante el mínimo sesgo progubernamental.

La oposición, principalmente PP y Vox, también mira con lupa a los alicaídos informativos liderados por Josep Vilar (que accedió al cargo como una especie de pacto subterráneo entre Enric Hernández y tres influyentes periodistas progresistas e independientes, Fran Llorente, Begoña Alegría y Xabier Fortes, que junto a Carlos Franganillo miran con recelos al silente ‘jarrón chino’, Rosa María Mateo).

EL ‘PLAN B’ DEL BLOQUE SOCIALISTA DEL GOBIERNO

TVE está en manos del Gobierno, o más bien dicho de Iván Redondo para alegría de Pedro Sánchez (y es que Unidas Podemos, por mucho que cierta prensa en papel demonice a Pablo Iglesias, pinta más bien poco en la corporación pública).

Y a Iván Redondo lo reporta a diario Enric Hernández, que sortea sus dificultades para convertir a los ‘Telediarios’ en alfombra mediática del Gobierno mediante la creación de “espacios de actualidad” (y es que no pueden figurar como “espacios informativos” porque éstos deben ser producidos de forma íntegra por los servicios informativos de TVE, tal y como asegura el Mandato-marco de la Corporación).

TRES ESTRENOS Y DOS FUNERALES

Enric Hernández ha bajado a los platós para tutelar la creación de tres espacios de actualidad afines al argumentario del bloque socialista del Gobierno. Y dos de los estrenos no han podido saldarse peor (quizá por la inexperiencia televisiva de Hernández, bien valorado por Sánchez por su cercanía al PSC durante su etapa como director de El Periódico de Catalunya).

El estreno más ambicioso de TVE en su day-time es el matinal ‘La hora de La 1’, proyecto coproducido por una compañía de escasa facturación, Tesseo Producciones, y presentado por una amiga personal de Enric Hernández, la meteoróloga Mónica López.

El proyecto, que en su estreno fue apadrinado por el Gobierno mediante la visita Pedro Sánchez, no ha logrado los números esperados al empeorar los datos a primera hora de Xabier Fortes, que a pesar de su ideología progresista no desayuna el argumentario de Ferraz, y no ha mejorado demasiado los de María Casado (que se rebeló contra el Gobierno durante los debates electorales).

IMITANDO A ‘LA SEXTA NOCHE’

Iván Redondo quiere una especie de “La Sexta gubernamental”, explican fuentes internas de RTVE a MERCA2. Y para ello ha lanzado con otra productora semidesconocida, Visiona TV, un espacio de actualidad que haga frente en el prime-time de los sábados a ‘La Sexta Noche’.

‘La primera pregunta’, que así se llama el invento, se estrenó sin política para evitar que los sindicatos rugieran: en el primer programa, que naufragó por debajo del 6% de share, se entrevistó a Plácido Domingo y se incluyó crónica social y humor. Cierto es que las mismas fuentes de RTVE aseguran que “el programa derivará hacia aspectos más ligados a la política”.

VUELVE JESÚS CINTORA… CINCO AÑOS DESPUÉS

Enric Hernández, que ha provocado una sangría de dimisiones en RTVE por sus excesos (el penúltimo responsable de los Centros Territoriales le duró seis días), pretende apadrinar una tercera pista televisiva prosocialista que también realizará una productora pequeña (característica que les hace más maleables a los deseos del que paga).

Su intención es poner en pie un magazine diario de actualidad, que también derivará previsiblemente hacia la política. El comunicador elegido para llevarlo a cabo es Jesús Cintora, que en 2015 fue fulminado de Mediaset por desatender las órdenes de Paolo Vasile tras haber puesto en aprietos al Gobierno del PP.

Cintora durante este lustro agotó su jugoso contrato en Mediaset con proyectos menores, escribió libros y artículos y en los últimos tiempos defendía al Gobierno en algunas tertulias de La Sexta, que podría temer que el soriano vuelva a enfrentarse a Ferreras al mediodía (y es que Cintora le ganaba a diario en Cuatro).

RTVE PODRÍA HACER DE ORO A CINTORA

Cintora sufrió las intolerables presiones del Gobierno anterior y ahora podría ser compensado gracias a los los intolerables tejemanejes del Gobierno actual. Y es que, tal y como aseguran fuentes cercanas a RTVE a MERCA2, “el periodista podría crear una productora para realizar este proyecto”.

Este nuevo programa, que podría llevar el nombre de ‘Pase lo que pase’, finalmente podría ser reubicado en la franja vespertina a pesar de las reticencias del propio Cintora, que pretende regresar al mediodía televisivo, y al enfado del Área de Entretenimiento de TVE que dirige Toñi Prieto (molesta porque este nuevo proyecto podría afectar a los horarios de ‘El cazador’ o ‘España directo’).

La intención de este baile desde la mañana a la tarde sería evitar recortar el nuevo ‘La hora de La 1’ (y, de paso, evitar los dimes y diretes que decían que el Gobierno preparaba una tertulia contra el rey del mediodía, Ferreras).

PROTESTAS

RTVE Sin Personal desveló ayer que la parte técnica y la redacción de este proyecto la facturará La Coproductora, propiedad del exasesor del PSOE José Miguel Contreras. Este hecho ha motivado que la citada plataforma de trabajadores de RTVE pida que los profesionales de la Corporación pública “no queden desplazados por productoras ajenas”.

El Consejo de Informativos de TVE ha rebotado esta información y se ha solidarizado con las críticas a este nuevo show gubernamental que facilitará que Iván Redondo, que quizás utilice a Enric Hernández como ‘cabeza de turco’ cuando vengan mal dadas, siga colocando a tertulianos que digieren cada mañana la doctrina del bloque socialista de La Moncloa.