01/04/2019 Silla de ruedas, lesión medular SALUD GETTY

Garantizar la accesibilidad de los turistas con requisitos de acceso específicos puede suponer un “cambio de paradigma” para los destinos de todo el mundo que buscan recuperarse de los impactos de la pandemia, según la Organización Mundial del Turismo (OMT).

Un nuevo conjunto de Directrices para la recuperación inclusiva de la Organización Mundial del Turismo, elaborado en colaboración con la Red Europea de Turismo Accesible (ENAT), la Fundación ONCE de España y Travabilidad de Australia, destaca la importancia de situar la inclusión en el centro de los planes de recuperación turística y ofrece recomendaciones clave para lograrlo.

Lanzadas en el Día Internacional de las Personas con Discapacidad, las ‘Directrices de la OMT para una recuperación inclusiva – Impactos socioculturales de la COVID-19: Tema I Personas con Discapacidad’, se basa en los conocimientos del Departamento de Ética, Cultura y Responsabilidad Social de la OMT y sus asociados.

Si bien se ha avanzado mucho, la publicación muestra cómo las personas con discapacidad y las personas mayores se enfrentan a barreras que les impiden disfrutar plenamente de las experiencias turísticas, más aún durante la pandemia.

Mientras la OMT lidera la reanudación del turismo de manera global, esta guía describe los pasos que los gobiernos, los destinos y las empresas deberían dar para reconstruir mejor, haciéndose más inclusivos y competitivos.

LA ACCESIBILIDAD COMO PRIORIDAD

“Los entornos y servicios turísticos a menudo se diseñan sin tener en cuenta los diferentes requisitos de acceso que pueden tener los visitantes y los residentes de esos lugares. El sector turístico debe dar prioridad a la accesibilidad. Esto puede suponer un cambio decisivo para los destinos y las empresas, ayudándoles a recuperarse de la crisis y a crecer de nuevo de una forma más inclusiva y resiliente”, afirmó el secretario general de la OMT, Zurab Pololikashvili.

Destacando los posibles beneficios para los destinos más accesibles, la publicación señala que, para 2050, una de cada seis personas en todo el mundo tendrá 65 años o más, cifra que aumentará a una de cada cuatro en Europa y América del Norte.

Además, los datos muestran que el gasto medio de los turistas con discapacidades en España, por ejemplo, supera los 800 euros, frente a los poco más de 600 euros de los turistas sin discapacidad.

INCLUSIÓN EN EL TURISMO POSTPANDEMIA

Las recomendaciones que abogan por la accesibilidad durante la recuperación del turismo insisten en seis áreas de acción principales: asistencia en una crisis, adaptación de protocolos, inclusión en el turismo postpandémico, accesibilidad en la planificación de negocios, capacitación e inclusión del personal e innovación y transformación digital.

Las directrices reflejan el compromiso permanente de la OMT con el turismo inclusivo, consagrado en la Convención Marco sobre Ética del Turismo de la OMT, en la que se pide a los signatarios que faciliten el turismo a las personas con discapacidad.

Esta publicación es también la primera de una serie prevista de directrices temáticas del Departamento de Ética, Cultura y Responsabilidad Social de la OMT, en su intento de proporcionar orientación a nuestro sector.

La OMT y sus asociados solicitan a las administraciones, los destinos y las empresas que han incorporado con éxito la accesibilidad en sus medidas de mitigación que compartan sus historias a través del cuestionario ‘Impulsores del turismo accesible para todas las personas’.