trabajo gente tóxica

Muchas veces el trabajo se nos hace cuesta arriba. Esto puede ocurrir porque trabajamos rodeados de gente tóxica que más que aportarnos nos suponen un verdadero problema de salud.

La gente tóxica es aquella que parece encontrarse alrededor de sus compañeros para dificultarles la vida. Ya sea de forma intencionada o no, suponen un lastre en cualquier aspecto (en casa, en la pareja, en el trabajo…). Se les reconoce porque da la impresión de estar siempre enfadados. No se alegran de los triunfos de otros, sino todo lo contrario.

En un mundo ideal, lo idóneo es intentar alejarse lo máximo posible de esta gente. Sin embargo, si son personas cercanas con las que tenemos que trabajar codo con codo, esto puede ser prácticamente imposible. Por ello, es bueno que conozcas los trucos que te ayudarán a tener una mejor convivencia (y soportarlas un poco más).

Trata de evitar ser tóxico en el trabajo

gente tóxica

Si estamos acostumbrados a tratar con personas tóxicas, puede que incluso nos hayamos convertido en uno más de ellos. ¡No les des ese gusto!

Lo ideal es no tratarles de la misma forma en que ellos te tratan a ti y al resto de compañeros. Muchas de estas personas no son así porque quieren, sino porque son infelices. Por ello, trata de entenderlos y mostrar empatía cuando hables con ellos.

Las personas tóxicas son víctimas de sí mismas y de sus pensamientos. No entres al juego y no conviertas el trabajo en un círculo negro que se te haga prácticamente imposible de soportar. Háblales siempre con respecto e intenta conseguirles ayuda. Si te presentas como alguien aún más tóxico la situación solo empeorará.